Las elecciones de Andalucía han dejado una sorpresa en las urnas con el ascenso de Vox, que se ha alzado con 12 diputados. El partido de Santiago Abascal ha irrumpido en las elecciones con 400.000 votos. Según Ignasi Guardans, es muy importante que el resto de partidos no insulte a esos votantes. "Este resultado no significa que haya 400.000 fascistas en Andalucía, sino un colectivo preocupado, con inquietudes y que no encuentra respuesta en los partidos actuales".

"Este resultado no significa que haya 400.000 votantes en Andalucía"

Para Guardans si el resto de formaciones ataca a esos votantes retroalimentará aún más su descontento. "Hay que dar otras razones para decirle a esas personas que lo que han votado no es la solución. Es importante que no haya la sensación de que hay 400.000 monstruos andaluces que han votado a Vox", subraya.

Para este eurodiputado está claro de dónde han salido los votos de Vox: "Vox se alimenta de votantes de la izquierda andaluza que están descontentos. Los problemas son reales y no se deben negar", destaca.