El capitán de la selección logró, junto al resto de sus compañeros, que el pasado 15 de septiembre España se proclamara Campeona del Mundo en el mundial de baloncesto disputado en China. España se hizo, por segunda vez en su historia, con el oro mundial en una memorable final ante Argentina en la que los de Scariolo mostraron una superioridad constante y vencieron por 95 a 75. Con este segundo título Mundial, Rudy Fernández engrosa su brillante palmarés que incluye, además, dos platas y un bronce olímpicos.