Publicidad

La fiscal solicita 15 años de cárcel por homicidio

Juzgan a un joven que confesó a través del 112 el asesinato de su madre

La madre del acusado recibió la visita de su hijo, pero discutieron y él la acuchilló varias veces con una navaja que llevaba en la mochila.

antena3.com | EFE | Madrid
| 17.10.2017 16:34

Un joven de 21 años ha reconocido ante un tribunal de jurado de la Audiencia de Las Palmas haber matado en 2016 a su madre de 13 puñaladas con una navaja que llevaba en su mochila tras una discusión "normal" por motivos de dinero, si bien ha asegurado no saber por qué lo hizo. La Fiscalía reclama para el acusado una condena 15 años de cárcel por considerar que ha cometido un delito de homicidio en el que concurren las circunstancias agravantes de parentesco y superioridad y su abogado solicita que se le aplique la pena mínima, 10 años, según han expuesto en la primera sesión del juicio.

En ella, ha sido interrogado el procesado, quien ha explicado que el suceso ocurrió en la habitación de alquiler donde vivía su madre, en Las Palmas de Gran Canaria, tras alterarse esta al revelarle que los ahorros que le había dicho que tenía en su cuenta corriente eran mentira. Según el acusado, su madre sacó la navaja que tenía en su mochila, pero él se la "arrebató" y comenzó a agredirle hasta que cayó ella al suelo, que fue cuando se dio cuenta de su acción y por ello llamó por teléfono al 112 para pedir auxilio.

En esa conversación, que ha sido reproducida, el acusado informa de que han apuñalado a su madre y, al ser preguntado por el autor de la agresión, responde que no sabía quién había sido, aunque en otro momento se le escucha decir "mami, di que has sido tú", y "perdóname mami". Una frase que pronunció porque su madre se lo había dicho con anterioridad, según ha señalado al tribunal. El acusado, cuando llegaron los servicios de emergencias, volvió a decir que había sido otra persona el autor del apuñalamiento, aunque reconoció que era él una vez que fue detenido.

El joven procesado, que clavó la navaja a su madre en el pecho, la cabeza, el cuello y la espalda, auxilió a su progenitora hasta que llegaron los servicios de emergencias. El acusado ese día fue a ver a su madre por la mañana porque iba a acompañarla al médico, algo que solía hacer, conforme a su relato, en el que ha explicado que en esa época vivía con una tía suya en Telde porque su casa le quedaba más cerca de la universidad, si bien ha admitido que no iba a clases desde hacía casi un año. El juicio continuará mañana en el Palacio de Justicia de Las Palmas de Gran Canaria con la declaración de los testigos.

Publicidad