Un autobús ha puesto en peligro a los conductores que circulaban por la carretera Gi-614, que enlaza Roses con Cadaqués, por una arriesgada maniobra. Según muestran las imágenes, el vehículo se queda a pocos metros de embestir a una moto que circulaba en sentido contrario.

A pesar de la peligrosidad de conlleva, el autobús continúa circulando por medio de ambos carriles. La Gi-614 es muy transitada en esta época del año y no es raro que sus usuarios hayan invadido en algún momento el carril contrario, ya que es una carretera muy estrecha.