Incendio Tarragona

Controlado el incendio de Santa Coloma de Queralt, Tarragona, que ha arrasado más de 1.700 hectáreas

Según informan los Bomberos, el incendio en Santa Coloma de Queralt, Tarragona, ya está controlado. El fuego ha provocado desalojos en varias urbanizaciones, pero las personas que habían sido desalojadas podrán regresar a sus casas en las próximas horas.

En resumen
  • "Por el momento no podemos apuntar ninguna hipótesis. La investigación sigue abierta"

Publicidad

Los Bomberos han dado por estabilizado y controlado el incendio iniciado en Santa Maria de Queralt, Tarragona, que desde el sábado ha afectado a unas 1.700 hectáreas. En este momento, ya permiten regresar a sus casas a las personas que habían sido desalojadas de masías aisladas.

Estabilizado el incendio de la Conca de Barbera y Anoia

Explican que los trabajos de extinción de la noche y las siguiente horas, así como el cambio de la situación meteorológica, han sido claves para poder estabilizar el incendio. Ahora, señalan que trabajan para acabar de perimetrar una pequeña zona, que ha afectado a 1.700 hectáreas, según informan los Agentes rurales.

Según indican, el dispositivo de Bomberos que coordina el incendio ha manifestado que las personas desalojadas podrán volver a sus casas en las próximas horas. Aun así, piden prudencia y que se evite la circulación por las zonas quemadas porque aún hay muchos efectivos trabajando en esa área, comprendida entre las comarcas de Conca de Barberà, en Tarragona, y Anoia, en Barcelona. Además, apuntan que este martes el tiempo podría aumentar el riesgo de incendio, por lo que hay que "extremar las precauciones".

Por su parte, el director general de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos, Joan Delort, ha agradecido la colaboración y el esfuerzo de todos los efectivos de los cuerpos desplazados al incendio y a la gente del territorio. Además, informan que se mantienen los recursos terrestres destinados a la zona con 95 dotaciones y 6 medios aéreos. También, continuarán las Agrupaciones de Defensa Forestal y el dispositivo de la UME.

"La investigación sigue abierta"

"Hay que trabajar en la cabeza del incendio" afirmaba el consejero de Interior, Joan Ignasi Elena. Las llamas avanzaron muy rápidamente avivadas por el viento en la zona. El fuego podría haberse originado por una colilla o un chispazo procedente de un vehículo. El viento ha obligado a los bomberos a redoblar sus esfuerzos para impedir que las llamas se extendieran hacia el norte.

El fuego ha obligado a desalojar 168 personas, entre vecinos de las masías cercanas y niños y monitores que pasaban unos días en casas de colonias. Los equipos de emergencias también han desalojado la urbanización Ca n'Aubereda de Sant Martí de Tous y ordenar el confinamiento de los vecinos de este municipio, de 1.200 habitantes, y de la población vecina de Santa Maria de Miralles. Un confinamiento que ha sido levantado.

"Por el momento no podemos apuntar ninguna hipótesis. La investigación sigue abierta" asegura Toni Mur, Agentes rurales. Por el lugar en que se inició, la hipótesis más probable es que el incendio no sea intencionado, sino que lo provocara una colilla mal apagada arrojada a la carretera por el ocupante de un vehículo o un chispazo generado por el motor de un automóvil o maquinaria o por la rozadura de un neumático sobre el asfalto.

Publicidad