La Guardia Civil ha detenido a un hombre por presuntamente abusar sexualmente de al menos cinco menores en una piscina climatizada en Lloseta (Menorca).

El detenido usaba siempre el mismo 'modus operandi': aprovechaba cuando la piscina estaba llena de gente para tener que compartir carriles de natación. Una vez allí, el presunto abusador provocaba el roce con las menores para acabar realizando tocamientos íntimos en diferentes partes del cuerpo.

La voz de alarma se dio hace unos días, cuando una menor de unos 15 años de edad, contó a sus padres que en la piscina de Lloseta había un usuario que cuando nadaba por el mismo carril le tocaba sus partes más íntimas.

A partir de ahí, la Guardia Civil inició un dispositivo de investigación y detectó cinco víctimas más. Por el momento, no se descarte que pueda haber más.

Te puede interesar: