El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha pedido a los ciudadanos que se vacunen contra el sarampión ante la confirmación de varios cientos de casos en distintos estados, a pesar de que el magnate se hizo eco en el pasado de las falsas teorías que vinculan las vacunas con el autismo.

El sarampión ha pasado de ser una enfermedad prácticamente erradicada a principios de siglo en Estados Unidos a resurgir con más de 600 casos en 22 estados este año. Esta semana, decenas de personas de dos universidades en Los Angeles fueron puestas en cuarentena por la enfermedad.

Trump, que en varias ocasiones ha utilizado Twitter para replicar teorías desacreditadas por expertos en medicina, ha instado este viernes a los padres a vacunar a sus hijos.

"Las vacunas son muy importantes", ha subrayado el mandatario en declaraciones a los medios junto a la Casa Blanca.

Según la ONU, los casos de sarampión se han disparado en todo el mundo debido a que en los últimos ocho años una media anual de más de 20 millones de niños no han recibido la vacuna pertinente, que se administra en dos dosis, lo que dificulta alcanzar la llamada "inmunidad colectiva" para esta enfermedad vírica.

También te puede interesar...

Se disparan los casos de sarampión en todo el mundo porque más de 20 millones de niños no se han vacunado

Se disparan los casos de sarampión en todo el mundo porque más de 20 millones de niños no se han vacunado