El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, que se va a reunir con la portavoz socialista, Adriana Lastra, no ha querido avanzar posiciones sobre la investidura, pero la situación entre PSOE y Podemos la ha descrito echando mano de los hermanos Marx: "La parte contratante de la primera parte... no sé, un lío entre ellos. Nosotros les pedimos responsabilidad". ERC no es partidaria de bloquear la investidura de Pedro Sánchez.

La presidenta del PSOE y vicepresidenta del Senado, Cristina Narbona, ha criticado que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, "oculta" la oferta del PSOE en su consulta a las bases, ya que no recoge la oferta socialista de que entren miembros de Podemos con perfil técnico. En este sentido, Narbona ha insistido en que esta propuesta ha "decaído", aunque el presidente en funciones Pedro Sánchez mantendrá los contactos con los líderes de las fuerzas políticas ante el debate de investidura. "El teléfono lo va a coger", ha apuntado.

Podemos no se siente responsable y todo lo contrario. Su portavoz, Irene Montero, dice que "el candidato debe reabrir las negociaciones. Por nuestra parte estamos dispuestos a sentarnos en cuanto el PSOE quiera, sin vetos ni lineas rojas". Añade que en Unidas Podemos están preparados para una negociación, esos sí, de un gobierno de coalición.