Pablo Casado quiere pasar página: "Aquí no cabe luto ni resignación, en una semana hemos sacudido el polvo y estamos ya listos para afrontar una cita electoral decisiva".

Y presidente gallego, Feijóo, que emerge como la voz fuerte dentro del partido, cierra filas con Casado cuando se le pregunta si va a ser su sucesor: "Aprovechar momentos de dificultad es de gente de no fiar". Mientras trata de explicar el fracaso electoral, junto a él, el presidente de la Junta de Castilla y León, le interrumpe. Herrera dice que "también tendremos que reconocer que en algunas cosas nos hemos equivocado".

Desde el País Vasco insisten, ellos nunca se han movido del centro. Alfonso Alonso: "Nosotros siempre hemos estado en el centro". Y el candidato a la alcaldía de San Sebastián, Borja Sémper, ni siquiera utiliza las siglas del PP en su campaña: "Quiero trascender las siglas". Tampoco quiere que se siga rescatando a Aznar: "Fórmulas que fueron un éxito en el pasado no tienen por qué serlo en el futuro".

El objetivo de todos es remontar los últimos resultados. Y uno de los territorios en riesgo es Madrid. La candidata popular tiende la mano a Ciudadanos para gobernar. Dice Isabel Díaz Ayuso: "Aguado me pidió apoyo para un pacto postelectoral y dije si. Yo le lanzo este órdago, si gano por un escaño, ¿él me apoyará para ser presidenta? Y todo a 20 días de las elecciones.

También te puede interesar...

Galicia y Castilla y León señalan los errores del PP

Exdirigentes de Vox cargan contra el "chiringuito" de Abascal y piden el voto para el PP