101.994500

Publicidad

Coronavirus Cataluña

Cataluña cierra bares y restaurantes durante 15 días por el coronavirus

La complicada situación en Cataluña por la pandemia de coronavirus obliga al gobierno catalán a adoptar nuevas medidas. Entre ellas el cierre de bares y restaurantes durante 15 días y una reducción del aforo en centros comerciales al 30 %.

En resumen

La situación de la pandemia de coronavirus en Cataluña, y el número de contagios es muy preocupante. Ante la evolución negativa, el gobierno catalán ha adoptado medidas más restrictivas para intentar frenar la expansión del virus.

El comité del Plan de Emergencias de Protección Civil (Procicat) de Cataluña ha aprobado cerrar todos los bares y restaurantes de la comunidad durante 15 días. Sólo se permitirá a estos negocios habilitar un servicio de recogida de comida y bebida y servicio a domicilio. Estas medidas entrarán en vigor este viernes.

Ayudas al sector

La patronal del sector Fecasarm ya ha anunciado que recurrirá la decisión ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para bloquear una medida que consideran "insólita y desproporcionada".

El gobierno catalán ya se ha reunido con el sector y ha prometido ayudas directas de 40 millones de euros, una línea de crédito y de liquidez a partir de 12.0000 euros que se aprobarán el próximo martes en el Consejo de Gobierno. También ha anunciado que incorporará una cláusula en el Código Civil catalán para que se aplacen los plazos de pago de los alquileres de bares y restaurantes.

Limitar la máximo la movilidad

El vicepresidente de Generalitat y presidente interino sustituto, Pere Aragonés, reconoce que son "medidas duras" pero que es momento de reducir al máximo la movilidad, las relaciones sociales y pide también a las empresas fomentar el teletrabajo para "preservar la salud de la ciudadanía y salvar vida".

Además se va a reducir el aforo de los centros comerciales de más de 400 metros al 30 % y el de los gimnasios al 50 % para intentar contener el avance de la epidemia de covid-19.

El Gobierno catalán también ha ordenado dejar de dar clases presenciales en las universidades y suspender durante dos semanas todas las competiciones deportivas catalanas -federadas, escolares o privadas-para atajar la escalada de los contagios.

Del mismo modo, se suspenden ferias, congresos y convenciones, mientras que parques y jardines cerrarán a las ocho de la tarde. Tendrán que cerrar también salas de juego y parques de atracciones.

Con estas medidas, de momento adoptadas para los próximos 15 días, el gobierno catalán espera "no tener que tomar restricciones más severas como el confinamiento total de la población, algo que intentamos evitar".

"Guerra de banderas"

El vicepresidente, Pere Aragonés, se ha referido a las distintas formas de gestionar la pandemia en las distintas comunidades autónomas, en clara referencia a como se está llevando a cabo en la Comunidad de Madrid: "Hay varias formas de gestionar una crisis, hacer una guerra de banderas, una guerra política, como henos visto, o abrazando el negacionismo, pero nosotros siempre explicaremos la realidad de la situación".

La situación epidémica en Cataluña se ha agravado hoy con la suma en las últimas 24 horas de 1.620 nuevos contagios, 23 fallecidos y 40 nuevos hospitalizados, con lo que ya son en total 1.024 los pacientes de COVID ingresados, 189 de ellos en la UCI, 17 más que ayer, el mismo número que había el 26 de mayo.

Publicidad