Fórmula 1

Hamilton recuerda que su momento más duro en la F1 fue en España: "Nadie dijo nada"

Lewis Hamilton recuerda el racismo que sufrió en España y el silencio de "gente que hoy continúa en la Fórmula 1".

Hamilton recuerda que su momento más duro en la F1 fue en España: "Nadie dijo nada"

Publicidad

Lewis Hamilton ha confesado en una entrevista en 'The Wall Street Journal' que el episodio más difícil de su carrera en la Fórmula 1 lo sufrió en España. Fue en la pretemporada de 2008, durante unos test en el Circuito de Montmeló, cuando unos aficionados acudieron con las caras pintadas de negro y camisetas con el lema 'Familia de Hamilton'. "Recuerdo el dolor que sentí ese día, pero no dije nada al respecto. No tenía a nadie", ha confesado el heptacampeón del mundo, que entonces tenía solo 23 años. "Nadie dijo nada. Vi gente que hoy continúa en la categoría que se quedó callada", ha señalado el de Mercedes.

Un año antes, el piloto británico se había convertido en el primer negro en correr en la Fórmula 1 después de que fuera fichado por la escudería McLaren, así que él mejor que nadie sabe lo que es la discriminación racial en el deporte. Durante la temporada 2017 en McLaren compartió equipo con Fernando Alonso, que venía de ser bicampeón con Renault, y enseguida entre ambos surgió una gran rivalidad. Su enfrentamiento provocó que el título se lo llevara finalmente Kimi Raikkonen, entonces en Ferrari.

Aquella temporada Hamilton se ganó para siempre la enemistad de los fans del español, pero algunos fueron demasiado lejos aquel día en Cataluña: "Amo este país, especialmente la ciudad de Barcelona. La gente en España siempre ha sido muy acogedora conmigo. Lo único que he hecho es tratar de dar lo mejor de mi para ganar el campeonato", dijo el británico tras el incidente. "En ningún momento he tratado deliberadamente de perjudicar a Fernando Alonso, pero la lucha fue muy cerrada y mi imagen en España quedó muy dañada", llegó a decir Lewis.

'Black Lives Matter'

El compromiso contra el racismo de Hamilton se intensificó tras el asesinato en mayo de 2020 de George Floyd a manos del policía Derek Chauvin. Desde entonces, el siete veces campeón del mundo se ha convertido en una de las caras más visibles e influyentes del movimiento Black Lives Matter en el mundo del deporte, llegando a ir camuflado a una manifestación en Londres contra el racismo. "Fui a Hyde Park por la protesta pacífica y estuve muy orgulloso de ver cerca a tantas personas de todas las razas y orígenes que apoyan este movimiento. Fue realmente conmovedor", dijo entonces.

El único negro en la F1

Hamilton ha logrado que antes de cada gran premio se realice un acto contra el racismo; algunos compañeros incluso se arrodillan con él en la previa de cada carrera. En el Gran Premio de la Toscana de 2020 subió al podio con una camiseta en la que pedía el arresto de los policías que habían matado a Breonna Taylor, afroamericana de 26 años asesinada a tiros por agentes de la ciudad de Louisville.

Asimismo, este año dio a conocer un informe impulsado por él mismo que revelaba que solo el 1% de los 40.000 trabajadores de la industria del automovilismo en Reino Unido eran negros y se comprometió a que más personas de su raza llegaran a la Fórmula 1. Y es que ningún otro piloto negro ha llegado al Gran Circo después de él y tampoco hay ninguno en las categorías inferiores.

Publicidad