La marca que iba a poner a la venta el hijab deportiva tuvo que descartar el producto por la fuerte polémica suscitada en Francia, y la primera deportista olímpica que lo lució en unos Juegos ha puesto el grito en el cielo.

"Para mí, es triste que Francia no se una al debate global sobre inclusividad y diversidad. Prohibir a una empresa vender un hijab deportivo es vergonzoso", afirma Ibtihaj Muhammad, esgrimista norteamericana.

Muhammad, cuya imagen adorna calles en Estados Unidos, critica duramente a las autoridades francesas: "¿Debería ser la decisión de alguien dictar a los atletas lo que deben o no deben vestir?".

Algunos también le reprochan que eso es lo que hace el islam con sus mujeres, a lo que ella responde: "No es su elección, es nuestra elección".

Te puede interesar:

El hijab, un atuendo cada vez más habitual en deportistas: "Es una orden directa de Dios a la mujer"

Descartan la venta del hijab deportivo por la fuerte polémica suscitada en Francia