Los jugadores del PSG celebran el gol de Cavani

Publicidad

IDA OCTAVOS UEFA CHAMPIONS LEAGUE | PSG 2 - 1 CHELSEA

Cavani da la victoria al PSG y Stamford Bridge decidirá la eliminatoria

Un gol de Edison Cavani cuando el partido llegaba a sus minutos finales dio la victoria al PSG contra el Chelsea en un partido trepidante en el Parque de los Príncipes. Zlatan Ibrahimovic abrió el marcador con un disparo de falta que rebotó en Obi Mikel y se coló en la portería de Courtois, pero el propio Obi Mikel igualó el partido justo cuando el partido se iba al descanso.

Enrique Hernández | Madrid
| 15.02.2016 00:02

Príncipes, que estaba preparado para acoger uno de los cruces más bonitos de los octavos de final. Velasco Carballo miró su reloj, se llevó el silbato a la boca y pitó el inicio del partido. La Champions estaba de vuelta.

El comienzo del encuentro no pudo ser más arrollador por parte del PSG. Llegaban por la izquierda con Di María y por la derecha con Lucas Moura, dos balas que percutaron como quisieron entre la defensa del Chelsea.

Primero fue Verratti el que probó a Courtois con un tiro desde fuera del área que blocó el belga, después fue Moura con un disparo que por poco no se coló por la escuadra de la portería del Chelsea.

Primeros momentos para el PSG

La primera ocasión clara vino a través de una falta lejana que tiró, como no podía ser de otra manera, Zlatan Ibrahimovic. Su disparo subió y bajó con una velocidad endiablada y el balón silbó la escuadra, a punto estuvo de llegar el primer gol de los locales.

A partir de ese momento, el partido se niveló, el Chelsea apostó por tener el balón y las ocasiones llegaron. Hazard fue el más desequilibrante de los ingleses, que encontraron en la banda de Marquinhos su filón más grande.

Durante una salida de balón, Ibrahimovic realizó una fea entrada a Obi Mikel que le costó la tarjeta amarilla. Justo después, Diego Costa tuvo una oportunidad clarísima para abrir el marcador. Cazó un cabezazo que Trapp atajó gracias a sus reflejos felinos y que evitó el 0-1 en el Parque de los Príncipes.

'Ibra' abrió el marcador y Obi Mikel igualó

Cuando parecía que más perdido tenía el hilo del dominio el PSG, Di María sacó una falta en el borde del área que olía a peligro por todos los costados. Ibrahimovic cogió el balón, lo plantó en el césped y miro a la portería de Courtois. Tuvo una oportunidad de meter antes, pero se le fue por poco. Esta vez no se le escapó.

El sueco disparó con todas sus ganas y su disparo bajo rebotó en la pierna de Obi Mikel, que se giró en el aire y cuyo rechace acabó en la portería de un vencido Courtois. Primer gol de la Champions en octavos, se adelantó el PSG gracias a Ibra.

Sin embargo, el Chelsea pudo reaccionar antes del descanso. En un córner botado por Willian, Obi Mikel se resarció del gol que había metido sin querer con un gran golpeo que no pudo parar Trapp. En ese momento, Velasco Carballo pitó el descanso.

Cinco minutos de locura

En cinco minutos, había cambiado totalmente el panorama de la eliminatoria. De tenerla medianamente encarrilada como la tenía el PSG a ser el Chelsea el que se iba con ventaja al descanso. Ese gol fuera de casa lo tenían que guardar como oro en paño los de Guus Hiddink.

Sin cambios en los onces de los dos equipos, volvió la acción a París. Los minutos iniciales fueron de nuevo para el PSG y fueron otra vez para Di María y para Lucas Moura.

De hecho, de una internadad de Di María salió una gran ocasión que Maxwell no pudo culminar ante Courtois. Antes, el argentino había probado desde fuera del área un disparo alto que hizo estirarse al máximo al espigado portero belga.

Dominio total del PSG

La ofensiva era total del PSG, el Chelsea estaba encerrado en su área, la afición francesa gritaba como si les fuese la vida en ello, el dominio era absoluto. Ambiente de Champions Total, de partido de época, de los que le ponen a uno los pelos de punta y en el que la emoción se siente en cada pase, en cada salto, en cada entrada.

Tras casi 20 minutos de asedio continuo, el Chelsea consiguió capear el temporal y aguantar el balón. El guión en ese sentido fue bastante similar al de la primera parte: inicio fulgurante del PSG, reacción del Chelsea.

Una internada de Bebe sirvió para certificó esta reacción, una carrera que Lucas Moura tuvo que parar con una falta que le costó una cartulina amarilla.

Cavani, revulsivo decisivo

Quedaban 15 minutos y el marcador seguía 1-1, el tiempo estaba a favor del Chelsea, que tenía el partido donde quería. Ese empate les colocaba en una situación muy favorable por el valor de los doble de los goles en campo contrario.

Pero el fútbol es caprichoso y los cambios de guión repentinos están a la orden del día. Ese guión lo rompió Di María con un pase milimétrico a Edison Cavani, que entró en la segunda parte por Lucas Moura.

El uruguayo controló ese pase medido del argentino y definió entre las piernas de Courtois. El partido, ahora sí, estaba más a merced del PSG, que había merecido estar por delante en el marcador por esos momentos de dominio absoluto en los arranques de la primera y de la segunda parte.

Los últimos minutos fueron para el Chelsea, que intentó por activa y por pasiva hacer un gol que decantase otra vez la eliminatoria a su favor. Sin embargo, el reloj, esta vez, corrió en su contra, y el partido acabó con ese 2-1 que da ventaja a los franceses, pero que no deja la eliminatoria ni mucho menos cerrada. Stamford Bridge dictará sentencia tras una primera gran batalla del nuevo Clásico europeo.

Publicidad