Mundial Qatar 2022 (2-1)

Messi y un regalo del portero australiano meten a Argentina en los cuartos de final

El crack del PSG volvió a desequilibrar el partido en el minuto 35 y un error garrafal de Ryan regaló el segundo gol a Argentina. Australia marcó en el 77 y tuvo un par claras para empatar. La albiceleste ya está en cuartos de final del Mundial de Qatar, su rival será Países Bajos.

Messi y Julián Álvarez celebran el segundo de Argentina a Australia

Messi y Julián Álvarez celebran el segundo de Argentina a Australia EFE

Publicidad

Argentina, guiada de nuevo por Leo Messi, ya está en cuartos de final del Mundial de Qatar. La albiceleste necesitó una sola pincelada del rosarino en la primera parte y aprovechó un error imperdonable del portero australiano para tumbar a un rival al que hoy se le vieron todas sus carencias. Aun así, Australia compitió hasta el final, marcó a falta de 10 minutos y tuvo hasta dos ocasiones claras para poner el empate. Tendremos un Argentina - Países Bajos en cuartos.

Solo hubo una pequeña pero enorme diferencia en la primera parte: Leo Messi. Argentina tiene a uno de los jugadores más decisivos de la historia... y Australia , obviamente, no. Y no es una forma de hablar. Muchos intuían que la diferencia entre ambos equipos iba a ser mayor pero no fue así. Los sudamericanos dominaron el balón en los primeros 25 minutos pero carecieron de profundidad ante la organizada e imponente defensa australiana.

Los de Scaloni, con paciencia pero un juego de todo menos vertical, no exigieron nada a la zaga aussie. Es más, en los últimos 20 minutos del primer tiempo el balón pasó a ser de la selección oceánica, que incomodó en un par de acciones aéreas al Dibu pero que por razones obvias, en juego estático, no era capaz de llegar con peligro ni con juego combinativo a zonas peligrosas. Pero tampoco Argentina... hasta que apareció Messi.

Messi se hizo grande ante Australia

Fue en una acción aislada, como el día ante México, Leo ya no necesita conectar con el balón en cada jugada, ni estar participativo... su juego ha evolucionado a algo muy simple pero muy complicado a la vez: aparecer cuando su equipo lo necesita. Así lo hizo, corría el minuto 35 y Argentina ni se había acercado a la portería rival, pero un balón se quedó muerto y sin dueño dentro del área para que Messi enganchara su disparo de toda la vida: zurdazo ruso, con efecto y colocado al palo derecho del portero.

Hasta ahí nada extraño, Messi apareció para desequilibrar un partido igualado. Sin embargo, la segunda parte nos dejó un poco fríos, Ryan, portero australiano, cometió un error imperdonable en la salida de balón y Julián Álvarez aprovechó para robarle la cartera, poner la puntera y doblar la diferencia en el marcador. Australia quedó KO durante un buen rato y Argentina, sorprendentemente, se relajó y con varios cambios defensivos de Scaloni se puso a la defensiva.

Australia terminó encerrando a una Argentina conformista

Los oceánicos, por su parte, sin apenas armas, siguieron manteniendo una buena actitud y un golpe de suerte en el 77 les metió en el partido, un disparo desde fuera del área golpeó en la mano de un defensa argentino y desvió completamente la trayectoria del balón para poner el 1-2. En la acción posterior, Behich se vistió de Maradona regateando a 4 jugadores y estuvo a punto de poner patas arriba el partido. Argentina no sentenció, Lautaro falló 2 ocasiones clarísimas y Australia pudo disfrutar de una acción peligrosísima en el 96 que elevó a 1000 las pulsaciones de los decenas de miles de argentinos que contuvieron la respiración durante varios segundos.

Ya tenemos el primer cruce confirmado en los cuartos de final del Mundial de Qatar: Argentina - Países Bajos. Esta sí que será la primera prueba real para la albiceleste y para Leo Messi. Hasta ahora un aprobado con picos de notable y otros de suspenso, hoy pidieron la hora ante una selección muy competitiva pero claramente inferior. Mucho que mejorar en la 'Scaloneta'.

Publicidad