La etapa del Tour transcurría con normalidad hasta que un ciclista de montaña decidió saltar sobre el pelotón del Tour de Francia por una rampa construida por el mismo. Una temeridad de la que casi ningún ciclista se percató debido a la velocidad.

Al hacerlo, Valentín cumplía un sueño: "Estoy muy contento, no podéis imaginar lo que se siente al saltar el Tour de Francia". La celebración con sus amigos casi se va de las manos.

Esta hazaña es algo habitual en la ronda gala desde el año 2002. La mejor se dio en el Tour de Polonia en la que un ciclista hizo un mortal en bicicleta.