Tras la exhibición en el día de ayer del belga Thomas de Gendt, logrando una de las mejores victorias de su carrera deportiva en la octava etapa del Tour de Francia, los amantes del ciclismo queremos más. En el día de la fiesta gala, 14 de julio, la jornada del Tour adquiere un carácter especial, con una etapa de media montaña y total movimiento, que comienza con un puerto de primera. El recorrido va desde Saint- Étienne, hasta Brioude, el hogar de uno de los ciclistas franceses más queridos por la afición local, Romain Bardet.

Dos, son los puntos clave a lo largo de esta etapa. Por un lado, la primera de las subidas, de unos 11 kilómetros, perfecta para la formación de alguna fuga. Y, en segundo lugar, la llegada al Mur d'Arec-sur-Loire, punto en el que la carrera destacará a sus grandes favoritos.

El último tramo del recorrido, está caracterizado por una empinada cota a 13 kilómetros de meta, que continuará con un descenso hasta el final.

En este punto del Tour de Francia, el líder vuelve a ser Julian Alphilippe, seguido por Giulio Ciccone a 23 segundos y Thibaut Pinot a 53. El primer español sigue siendo Enric Mas en el puesto número 11 a 1:46 minutos del líder.

Perfil de la etapa número 9 del Tour de Francia 2019 | Tour de Francia