PARÍS, EN ESTADO DE ALERTA

PARÍS, EN ESTADO DE ALERTA

Francia se convierte en 2015 en el macabro punto de mira del yihadismo

El año 2015 comenzó de forma trágica con el tiroteo en la sede de la revista satírica 'Charlie Hebdo'. Era el 7 de enero. Los hermanos Saïd Kouachi y Chérif Kouachi coincidieron en tiempo con Amedy Coulibaly. Ya en junio volvieron a saltar todas las alarmas, en esta ocasión en una fábrica de Saint-Quentin-Fallavier.

Charlie Hebdo portada
Charlie Hebdo portada | antena3.com

Francia ha vivido este 2015 una sucesión de atentados que le han situado en el punto de mira del terrorismo yihadista y que arrancó apenas comenzado el año con un tiroteo en la sede de la revista satírica 'Charlie Hebdo', donde los hermanos Saïd Kouachi y Chérif Kouachi perpetraron un tiroteo que dejó once muertos. Los hermanos irrumpieron el 7 de enero por la mañana en las oficinas de la revista y dispararon indiscriminadamente contra quienes allí se encontraban al grito de 'Alá es grande'. Said y Chérif, vinculados a Al Qaeda en la Península Arábiga --la red de Al Qaeda en Yemen-- lograron esquivar la persecución policial durante dos días, para terminar abatidos en un tiroteo en una fábrica de Dammartin-en-Goele.

La persecución de los hermanos Kouachi coincidió en el tiempo con las acciones de Amedy Coulibaly, declarado miembro de Estado Islámico. Coulibaly mató a tiros a una policía en el barrio de Montrouge el 8 de enero y un día más tarde se atrincheró en un supermercado judío de París, en un secuestro que concluyó con la muerte de cuatro rehenes y del propio terrorista.

A partir de esta cadena de atentados, el Gobierno francés decidió elevar al máximo el nivel de alerta Vigipirate, lo que implicó un amplio despliegue de seguridad que se hizo especialmente visible en zonas de especial interés. Las Fuerzas Armadas se sumaron a una tarea de vigilancia ciudadana que tuvo París como principal escenario de preocupación.

En junio volvieron a saltar todas las alarmas, en esta ocasión en una fábrica de Saint-Quentin-Fallavier, cerca de Lyon. La irrupción de un hombre en el interior de las instalaciones y el hallazgo de un cuerpo decapitado reavivó el miedo al terrorismo, si bien las autoridades han terminado por tratarlo como un caso aislado.

Francia ha traducido esta alerta interior en una mayor implicación en la lucha internacional contra el terrorismo, consciente de que, como han llegado a reconocer los propios dirigentes galos, existía una elevada posibilidad de que volviesen a producirse atentados en suelo francés.

En septiembre, el presidente galo, François Hollande, confirmó que Francia comenzaría a bombardear posiciones de Estado Islámico en Siria, en un gesto de implicación hacia la coalición que lidera Estados Unidos. El Gobierno francés alegó que adoptaba esta medida en "legítima defensa". Estado Islámico ha condenado la intervención militar extranjera en Siria y ha lanzado amenazas sucesivas contra los países que colaboran en la coalición norteamericana, así como contra Rusia, que inició a finales de septiembre su propia ofensiva.

En octubre de 2014, el grupo yihadista ya había lanzado un mensaje a sus "hermanos" en Francia para alentar los ataques de 'lobos solitarios'.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.