Carlos, decidido a declararse culpable para reducir su condena

Quintero visita a Carlos con malas noticias, el fiscal ha rechazado sus alegaciones y ahora tiene que preparar una buena defensa. Riera ha aparecido muerto, era el único que podía testificar a favor de Carlos. El hijo de Ascensión no ve salida y le confiesa a Quintero que se va a declarar culpable para negociar con el fiscal y reducir la pena.