ENGORDAN MÁS DE LO QUE CREES

ENGORDAN MÁS DE LO QUE CREES

Alimentos que engañan: ¿son de verdad tan sanos?

Muchas veces pensamos que los alimentos que tienen en su etiqueta la palabra ‘light’ o que no llevan azúcar son sanos y no engordan. ¿Es cierto esto? ¿De verdad son tan saludables como pensamos?

Alimentos Trampa
Alimentos Trampa | Agencias

Seguro que te interesa

Puede que a veces se confundan conceptos, pero hay que tener en cuenta que las etiquetas ‘light’, ‘bajo en grasas’ o ‘bajo en calorías’, no son lo que parecen. Esto no quiere decir que sean mejores para la salud. Lo primero que hay que hacer es mirar la letra pequeña y los valores nutricionales del alimento para valorar si realmente es o no saludable.

El problema es que muchas etiquetas es que te hacen creer que estás ante un alimento bueno para la salud, pero en realidad suele haber bastante azúcar escondido o grasas saturadas en su composición.

Bajo en calorías y bajo en grasas, ¿es lo mismo?

También se confunde, a menudo, ‘bajo en calorías’ con ‘bajo en grasas’. Hay que entender muy bien que las calorías son la energía que necesita tu cuerpo para realizar las funciones y, por otro lado, que las grasas son un macronutriente muy importante para tu cuerpo, pero hay que tener cuidado y tomar grasas buenas y no saturadas, ya que estas últimas son perjudiciales.

Alimentos trampa | Agencias

Alimentos trampa: ¡cuidado con ellos!

Estos son algunos de los alimentos trampa que se tienen que despedir de tu lista de la compra:

1. Yogures de sabores, con azúcar… Es cierto que el yogur puede ser muy sano y puede estar perfectamente dentro de una dieta equilibrada. El problema es el tipo de yogur que elijas, así que mira la etiqueta. La mayoría está llenos de azúcar, por eso mismo, intenta hacerte con yogures sin grasas y naturales. Tu cuerpo te lo agradecerá.

2. La margarina. En muchas ocasiones se escoge la margarina y no la mantequilla por la falsa creencia de que la margarina es mejor que tiene menos grasas y es más “light” (volvemos a las dichosas etiquetas). La realidad es que la margarina es un alimento mucho más procesado que la mantequilla, y que por tanto contiene muchas más grasas.

3. El muesli. Nadie niega que el muesli tiene propiedades realmente saludables, el problema es que si está hecho a base de aceites refinados y azúcar no es tan sano. El muesli hay que consumirlo lo más natural posible, pero aun así no excederse con las raciones, ya que tiene muchas calorías. Sustitúyelo por copos de avena sin refinar y verás los resultados.

4. Las ensaladas envasadas. Las ensaladas que de verdad son sanas son las que preparas en casa. Lo normal es que tengan una base de verdura, con diferentes tipos de vegetales y fruta. Y por supuesto, lo suyo es que tengan un aliño sano, es decir, un poco de aceite y no demasiada sal. Nada de fritos o ni salsas cargadas de grasas saturadas.

Las ensaladas ya elaboradas y con salsas bastante calóricas, no son nada buenas para el organismo. Son ensaladas que pueden llegar a tener más calorías que una hamburguesa.

5. Los alimentos libres de gluten. Últimamente está tan de moda que ponga gluten free en las bolsas de los alimentos, que parece que la sociedad lo ha analizado como algo sano. No es que los alimentos sin gluten sean insanos, pero hay que revisar su contenido en grasas saturadas y azúcares refinados antes de incluirlo en el grupo de alimentos sanos. De hecho, no está demostrado que los alimentos libres de gluten sean más sanos que los alimentos que sí lo tienen. Las únicas personas que debe excluirlo de su dieta son los celíacos.

@Cosmopolitan_es para @cocinatis | Madrid | 14/11/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.