El jefe de la delegación de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, Luis Garicano, se tomó este viernes el café con Susanna Griso para hablar del panorama político nacional, que tiene en vilo a todos los españoles al no haber un acuerdo firme entre los partidos políticos para lograr una investidura.

Sobre una posible abstención de Ciudadanos para favorecer la investidura de Sánchez, Garicano ha respondido que es Sánchez quien , en realidad, "no tiene interés de hablar con nadie".

Para que hubiese una posible abstención, Garicano establece una serie de exigencias a nombre de su partido: "Queremos que el PSOE vuelva a la postura del constitucionalismo de hace un año y deje de lado a los populistas y separatistas", aclara.

"Sánchez está en la política de la foto y del postureo. Hasta Iglesias también está hasta el gorro, como Rivera", ataca al líder del Partido Socialista. "Albert Rivera le ofreció hasta cinco pactos de Estado a Sánchez", reconoce.

A la pregunta sobre la crisis interna que vive Ciudadanos, Garicano reconoce que nunca se ha planteado dimitir: "Sigo estando y seguiré mucho tiempo en el partido". "Ciudadanos es el partido que apuesta tanto por las libertades sociales como por las libertades económicas", elogia a su partido.

El jefe de Ciudadanos en la Eurocámara se muestra dolido por la marcha de Luis Roldán: "Su salida fue muy dolorosa para mi", confiesa. " Toni fue mi estudiante de doctorado en Londres y tengo una relación estrechísima con él y, que no se sintiera a gusto fue muy difícil para mi", recuerda.

Pero, para Garicano "los proyectos avanzan y cambian" y, concluye: "En política estamos de paso".