En 'Espejo Público' ha agradecido que la Unidad Militar de Emergencia les ayuda desde el primer momento. "Los que lo han interpretado así buscan polémica donde no la hay. La prioridad es extinguir este incendio y cualquier ayuda que venga nos satisface", ha matizado. "El fuego no entiende ni de políticas ni de colores, ni mira el color del uniforme. Independientemente del color son hombres y mujeres que están trabajando", señalaba.

Señala que la magnitud del fuego es incomparable en un área que comprende 20.000 hectáreas. "Nos tendríamos que remontar 20 años atrás para buscar una situación tan complicada como la de ahora", destacaba. Ha querido agradece el apoyo "a todas las entidades que están a pie de camino atendiendo a la gente".

Las condiciones climatológicas están favoreciendo que el incendio, que se originó en la Ribera d'Ebre , avance sin control y arrase ya más 6.500 hectáreas. Señala que la pasada noche se trabajó acotando los espacios afectados. Pone de manifiesto además que hoy es uno de los días más críticos para apagar el incendio ya que la Península se enfrenta al día más intenso de la ola de calor.

Señala que los expertos han diagnosticaron que este fuego tiene dos flancos: "Un izquierdo y un derecho y uno frontal. A partir de ahí se han seguido estrategias. Lo que más preocupa es el flanco derecho", determina. La hipótesis sobre cómo se originó el fuego sigue siendo que todo se inició con la autocombustión de estiercol.