Sin carnet de conducir se puso al volante y circuló a 220 kilómetros por hora. Lo grabó y lo colgó en las redes sociales para alardear de su temeridad. La joven, menor de edad, ya ha sido detenida. En el vídeo que la chica compartía en sus perfiles de redes sociales se escuchaba la voz de un varón que bromea con la situación: "Puede que muera en pocos minutos".

Esta 'hazaña' se produce poco después de la modificación del Código Penal para endurecer las penas a los infractores. Desde hace unas horas, el exceso de velocidad, las drogas o el alcohol son agravantes del delito.