Según establece la resolución los propios niños manifestaron su preocupación por tener que vivir en un ambiente cargado de humo. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha retirado la custodia compartida y se la ha dado en exclusiva a la madre.

Carmen Ramírez es la abogada de esta madre que ahora ha obtenido la custodia en exclusiva de sus hijos. Señala que "el padre tenía un tabaquismo severo diagnosticado por un médico". "Fumaba constantemente en casa estando con los niños. No era una cosa normal. No solo por fumar se le ha quitado la custodia compartida", argumenta.

La letrada ha puesto de manifiesto que en el momento en que este progenitor deje de fumar podrá recuperar la custodia de sus hijos.