EYE TRACKING

Es un sistema de seguimiento ocular que permite obtener la posición de la pantalla donde se está mirando, está accesible en el mercado y es compatible con cualquier ordenador actual, permitiendo interactuar a través de la vista.

Utiliza una técnica no intrusiva basada en la reflexión de la córnea y la pupila, “pupil centre corneal reflection” (PCCR), donde se ilumina el ojo con una fuente de luz infrarroja provocando reflejos que son capturados por una cámara de alta definición. Se analiza el reflejo en la córnea y en la pupila obteniendo geometrías que permiten crear una imagen tridimensional del ojo obteniendo la dirección de la mirada.

Su principal uso es para videojuegos, mejorando la experiencia del usuario al poder mover el entorno con la mirada o interactuar con diferente elementos del juego.

También tiene aplicaciones en asistencia para personas con discapacidad o en investigación a través de estudios de comportamiento humano.