Para realizar este experimento pegaremos a una de las aspas de un ventilador, al que previamente habremos retirado la carcasa, una tira de unos 4 o 5 metros de papel higiénico. En el extremo libre del papel habremos puesto un pequeño trozo de cinta de pintor para estabilizar y evitar que se enrolle sobre sí mismo. Al encender el ventilador observaremos cómo se crea un tornado de papel higiénico.

Un ventilador eléctrico es un aparato de fluido que consta de motor eléctrico que hace girar unas aspas cuya forma produce la succión de aire por una cara y la expulsión por la otra, creando un flujo de aire.

El papel higiénico experimenta simultáneamente dos fuerzas, el empuje en la dirección del aire y la fuerza centrífuga que lo empuja hacia afuera, describiendo un movimiento helicoida