En 'Despido procedente' Imanol Arias interpreta a Javier, un ejecutivo de una multinacional que, tras cometer un error anecdótico con un desconocido, ve cómo su vida se convierte en una auténtica pesadilla. El perjudicado por su error (Darío Grandinetti) se dedica a acosarle, reclamándole una compensación. Mientras, en el trabajo las cosas también se complican cuando aparece Sam (Hugo Silva), un joven con el que tendrá que competir para mantener su puesto.