Todo lo que debes saber sobre la vacuna del coronavirus de Pfizer que podría distribuirse en diciembre

Publicidad

Vacuna coronavirus

Una voluntaria de la vacuna de Pfizer relata su experiencia tras recibir la doble dosis

Una enfermera estadounidense relata su experiencia como voluntaria de la vacuna contra la covid-19 de Pfizer y cuenta los diferentes síntomas tras la primera y segunda dosis. Estos son los síntomas más comunes.

Una enfermera voluntaria en los ensayos clínicos de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer y BioNTech, ha detallado sus síntomas entre la primera y segunda dosis a través de una publicación en un medio científico a principios de este mes.

Kristen Choi participó el pasado mes de agosto en las pruebas de la vacuna del covid-19 en Estados Unidos, donde el número víctimas mortales superaba entonces los 200.000 fallecidos a causa de la pandemia del coronavirus, y publica ahora su experiencia en un artículo en la revista médica estadounidense JAMA Internal Medicine.

En la primera dosis la voluntaria tuvo un dolor en la zona de la inyección, algo similar a otros casos y dentro de la normalidad: "Me dolía el brazo, pero no noté nada fuera de lo común. No podía empezar a adivinar si había recibido la vacuna o el placebo". Al cabo de un mes volvió a la clínica para recibir la segunda dosis y tuvo nuevos síntomas. "Me acosté temprano y me dormí de inmediato. Alrededor de la medianoche, me desperté sintiéndome peor: con fiebre y frío, náuseas, mareos y apenas podía levantar el brazo debido al dolor muscular en el lugar de la inyección. Mi temperatura era de 37,4 º C", cuenta Choi.

Un día después su fiebre persistía hasta los 40,5ºC y decidió llamar al centro médico de la investigación. "Mucha gente tiene reacciones después de la segunda inyección. Siga controlando sus síntomas y llámenos si algo cambia", explicó una de las enfermeras de la investigación. Para sorpresa de Choi, todos los efectos no continuaron al cabo de las siguientes 24 horas: "A la mañana siguiente, todos mis síntomas habían desaparecido, excepto un bulto hinchado y dolorido en el lugar de la inyección".

Según cuenta la propia enfermera en la publicación, todos sus efectos adversos tras la segunda dosis de la vacuna de Pfizer eran comunes en los ensayos realizados en los grupos de 18 y 55 años: Un 75% de pacientes tuvo fatiga, el 67% dolores de cabeza, 33% escalofríos, 25% dolores musculares mientras la fiebre y el dolor de las articulaciones fue padecido por un 17%. Choi afirma la posibilidad de sufrir alguno de estos efectos mientras padecer todos a la vez como fue su caso es una situación poco común.

La enfermera advierte de la necesidad de explicar a los pacientes y voluntarios estos síntomas en la segunda dosis de la vacuna del coronavirus, muchas veces parecidos a los del covid-19: "Tendrán que explicar que la fatiga, el dolor de cabeza, los escalofríos, el dolor muscular y la fiebre son respuestas inmunitarias reactogénicas normales y una señal de que la vacuna está funcionando, a pesar de las desafortunadas similitudes con los síntomas de la enfermedad".

La voluntaria critica que, a pesar de la amplia información recibida del proceso de investigación, no supo "el mensaje de que debía anticipar una respuesta reactogénica", es decir, de posibles síntomas secundarios.

(En la versión inicial de esta información se incluyó un dato erróneo al sustituir el concepto de síntomas "adversos" por "graves". Un error derivado de una equivocación en la traducción de la información recogida en la fuente original y se ofrecen disculpas por ello).

Publicidad