Derrumbes

Vivir con el miedo al derrumbe: el temor de los vecinos de un edificio del año 1920 de un barrio de Valencia

Vecinos del barrio de Velluters en Valencia acumulan más de 30 denuncias por el riesgo inminente de derrumbe de un edificio.

Publicidad

La convivencia en este céntrico barrio de la capital de Túria se hace cada día más complicada por el miedo que circula entre sus vecinos, un edificio del año 1920 que no ha sido remodelado esta en riesgo inminente de derrumbe según el Ayuntamiento de Valencia.

El presidente de la Asociación de vecinos Manolo Bernabéu apunta: "vivimos con la angustia de que el edificio caiga en cualquier momento, porque va a caer". Su vivienda al igual que la de los vecinos que le acompañan colinda con el edificio en ruinas.

Pilar M. añade: "yo soy vecina de este barrio de toda la vida y, a los dueños se les dio dinero para rehabilitarlo, igual que nos dieron a nosotros para recuperar el centro histórico de Valencia y volver a resurgir, todos hemos invertido mucho dinero pero, esa finca la han dejado abandonada con todo lo que conlleva vivir al lado de un edificio en ruinas".

Seis familias afectadas

Un problema que afecta directamente a más de 6 familias ya que comparten paredes y las vigas son las mismas.

Bradley, natural de California (EEUU) enseña a Antena 3 Noticias su vivienda por dentro, un dúplex de alto nivel pero, que al salir al patio interior tiene vistas a la malla que puso el ayuntamiento para proteger el edificio con riesgo de derrumbe. Sus vistas desde el dormitorio son a los apuntalamientos del edifico con el que colinda su vivienda: "cuando compré esta 2º vivienda esto no estaba así, cada vez va a peor, esta totalmente descuidado, mientras los vecinos intentamos recuperar el barrio aquí lo dejan abandonado, necesitamos soluciones".

El abandono del edificio hace que ratones, cucarachas y demás podredumbre se acumulen, siendo cobijo de okupas y transeúntes que lo utilizan de retrete proliferando así la insalubridad en la zona.

Los vecinos dicen sentirse "desatendidos" por parte del Ayuntamiento ya que estos solo han apuntalado el edificio pero eso, dicen los vecinos, no soluciona los problemas que acarrea la dejadez del edificio "la denuncia pública es la única vía que nos queda para ver si nos hacen caso".

Publicidad