Los vecinos de Pazos de Borbén, en Pontevedra, se iban a quedar sin centro de salud mientras por unas reformas pero un proyecto pionero en España ha permitido habilitar un consultorio móvil con todos los servicio y prestaciones.

Son 100 metros cuadrados móviles que sustituyen al centro de salud de la población, que durante los próximos meses estará en obras. Aquí se ausculta a los pacientes, se atiende a los más pequeños, se pasa consulta de médico de familia y dan cita para otro día.

Se trata de un proyecto pionero, solo instalado en Galicia, que evita los desplazamientos de los pacientes. "Tenemos las mismas prestaciones que teníamos en el otro centro, a nivel informático, de telefonía y lo que necesitamos para una consulta", asegura una de las doctoras. Incluso cuenta con una sala de espera con juegos y libros.