Mascarillas FFP2 repartidas por la Comunidad de Madrid

Publicidad

Coronavirus Madrid

El ministerio de Consumo desaconseja que la población general use las mascarillas FPP2 que regala la Comunidad de Madrid

El Ministerio de Consumo, dirigido por Alberto Garzó de Unidas Podemos, ha desaconsejado este jueves el uso de mascarillas tipo FFP2 en la población general. Asegura que -las mascarillas que reparte la comunidad de Madrid gratuitamente en las farmacias- sólo son recomendables para profesionales sanitarios y colectivos vulnerables con prescripción médica.

El Ministerio de Consumo considera que no es aconsejable que la población general utilice mascarillas tipo FFP2 para protegerse del coronavirus. El departamento que dirige el ministro Alberto Garzón de Unidas Podemos asegura que estas mascarillas que está repartiendo el gobierno de la Comunidad de Madrid gratuitamente, sólo están recomendadas para sanitarios que tienen contacto con el virus y para personas que forman parte de colectivos vulnerables y con la prescripción de un médico.

En un comunicado sugiere el uso de las mascarillas higiénicas para las personas sanas que no tengan contacto con el Covid-19 y aconseja las quirúrgicas a quienes se hayan contagiado, tengan síntomas o sean positivos asintomáticas.

Pueden dificultar la respiración en algunas personas

En el comunicado del ministerio de Consumo asegura que las mascarillas FFP2 pueden dificultar la respiración más que las mascarillas higiénicas o quirúrgicas, "por lo que personal no especializado puede tender a tocarlas y recolocarlas continuamente, con el consiguiente riesgo de contaminación".

En cuanto a las personas que salen a hacer deporte, Consumo asegura que algunas pueden no tolerarlas. Le preocupa al departamento de Garzón que generen una sensación de falsa seguridad y que ese sentimiento sea peligroso porque lleve a relajarse e incumplir las medidas de seguridad recomendadas por las autoridades sanitarias. Recuerda la importancia de lavarse las manos y mantener la distancia de seguridad.

Obligatorio que tengan etiquetas explicativas

El Ministerio enfatiza la importancia de que las mascarillas tengan una etiqueta con los datos relativos a su reutilización. Debe aclarar cuántas veces se pueden usar, el número de lavados que admite sin estropearse y con qué método.

En el caso de las mascarillas etiquetadas con la norma europea para equipos de protección individual, el etiquetado del embalaje debe contener una serie de aclaraciones:

- Datos del fabricante,

- Clase de protección (FFP1, FFP2 o FFP3),

- La frase "véase la información suministrada por el fabricante"

- La indicación R o NR en caso de que sea reutilizable o no reutilizable

- Las condiciones de almacenamiento, uso, limpieza, mantenimiento y desinfección.

Consumo advierte de que es obligatorio que toda la información que acompaña al producto esté escrita, al menos, en castellano, ya que si no puede provocar problemas de seguridad al usuario, como que personas alérgicas a determinados materiales estén usando mascarillas con información en inglés y chino.

Las obligaciones relativas a la seguridad no dependen de que su entrega sea gratuita o cobrándola.

En lo referente a su certificación, el Ministerio de Consumo recuerda que antes de usar una mascarilla EPI, en caso de que incluya el marcado CE, hay que comprobar que está acompañado de los cuatro dígitos que indican la conformidad de un Organismo Notificado reconocido previsto en el reglamento UE (2016/425).

El Ministerio de Consumo pide a todas las administraciones que sigan las recomendaciones del Gobierno y que cumplan la legislación aplicable sobre EPI, los supuestos establecidos en la Resolución del 23 de abril de 2020 de la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, y la legislación básica de información y garantías para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

Publicidad