EL PLAZO EXPIRABA A LAS 17:00

EL PLAZO EXPIRABA A LAS 17:00

Francesco Arcuri, expareja de Juana Rivas, abandona la comandancia de la Guardia Civil con sus hijos

Francesco Arcuri, la expareja con residencia en Italia de Juana Rivas, se hará cargo de sus hijos después de que la vecina de Maracena los haya entregado horas antes de que se cumpliera el plazo fijado por la juez.

Francesco Arcuri, la expareja de Juana Rivas, ha abandonado acompañado de sus hijos, de tres y once años, la comandancia de la Guardia Civil de Granada en la que esta vecina de Maracena los ha entregado esta mañana, horas antes de que se cumpliera el plazo fijado por la juez instructora. Fuentes de la Guardia Civil han informado que Arcuri, con residencia en Italia, ha abandonado la sede de la comandancia acompañado de sus dos hijos menores, a los que su expareja ha entregado sobre las 11.30 horas.

Arcuri, condenado en 2009 por lesiones en el ámbito familiar contra Juana Rivas, quien lo volvió a denunciar por malos tratos en julio del año pasado, ha accedido a las instalaciones del instituto armado sobre las 13.30 horas y las ha abandonado ya con sus hijos pasadas las tres de la tarde. Los dos progenitores estaban citados a las 17.00 horas en el Punto de Encuentro Familiar de la Junta para que Juana Rivas restituyera a los menores con el padre, aunque ella se ha adelantado a la citación judicial y los ha llevado horas antes a dependencias de la Guardia Civil.

Dicha citación la acordó el pasado jueves por la tarde el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, encargado de la vía penal de la causa y que investiga a Rivas por los delitos de sustracción de menores y desobediencia a la justicia. La entrega de los niños se ha producido más de un mes después de que Rivas incumpliera la orden del Juzgado de Primera Instancia 3 de llevar a sus hijos al mismo punto en el que estaba citada para esta tarde.

El reencuentro de los dos menores con su padre ha coincidido con la formalización , por parte de la Fiscalía, de un recurso de apelación ante la Audiencia de Granada contra la decisión del Juzgado en funciones de guardia que el pasado martes dejó en libertad con cargos a esta madre. El Ministerio Público ha argumentado que sigue existiendo un riesgo de fuga de Juana Rivas, para la que interesó hace casi una semana su entrada en prisión provisional y sin fianza.

La representación legal de Arcuri también formalizó, el pasado viernes, un recurso contra la puesta en libertad de Rivas sobre el que se pronunciará la Audiencia de Granada en el plazo de un mes. Después de que Rivas se personara con los dos menores en la comandancia de la Guardia Civil, fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía han informado de que la titular del Juzgado de Instrucción 2 de Granada ha recibido la comunicación formal de dicha entrega tras haber comparecido voluntariamente.

Las mismas fuentes han precisado que el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, encargado de la causa penal contra Juana Rivas, no tiene previstas más diligencias. Sí mantiene las citaciones judiciales para que declaren, en calidad de investigados y desde el miércoles, la asesora jurídica del Centro Municipal de la Mujer de Maracena, Francisca Granados, la la psicóloga de este mismo centro, Teresa Sanz, y los familiares de Juana Rivas hasta el segundo grado de consanguineidad.

La expareja de Juana Rivas ha afirmado que sus dos hijos se encuentran bien y tranquilos después de que su madre -la vecina de Maracena investigada por los delitos de sustracción de menores y desobediencia a la justicia- los haya entregado finalmente ante la Guardia Civil. Así lo ha explicado Adolfo Alonso, el abogado del padre, Francesco Arcuri, quien ha abandonado las dependencias de la Guardia Civil acompañado de sus hijos, de 11 y 3 años, a los que Juana Rivas ha llevado hasta esta sede del cuerpo armado de manera anticipada y voluntaria.

El letrado ha apuntado que el intercambio de los menores entre los progenitores se ha desarrollado de acuerdo a lo previsto y ha subrayado la labor de la Guardia Civil, que ha facilitado que los niños se marchen con el padre sin haberse visto sometidos a la presión mediática. El abogado de Arcuri, la expareja de Juana Rivas y que tiene fijada su residencia en Italia, ha detallado que al principio, los niños, y especialmente el mayor de los hermanos, estaban algo inquietos, pero que se han ido calmando.

Ha apuntado que el reencuentro de los menores con el padre ha sido "normal" y que han vuelto al nivel que existía antes de que Juana Rivas viajara desde Italia a España con los niños en 2016. "Los niños están tranquilos y bien", ha apuntado Alonso, que ha recalcado que Arcuri da así por terminado el proceso para recuperar a sus hijos.

El intercambio de los niños, con el que Rivas ha acatado las sentencias judiciales que la obligaban a entregar a los hijos con su padre, ha evitado que este proceso se desarrollara en el Punto de Encuentro Familiar, como había fijado para las 17.00 horas de esta tarde y en un auto la titular del Juzgado de Instrucción 2 de Granada. Este mismo juzgado ya acordó el pasado 8 de julio, cuando citó a las dos partes de la expareja sin que Juana Rivas compareciera en sede judicial, que los niños tenían que ser entregados al padre en cuanto fueran localizados y que debía hacerse de manera inmediata y "sin excusa".

Antena3.com | Madrid | 28/08/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.