Publicidad

MEDIDA PARA EVITAR LA REINCIDENCIA EN LOS ATRACOS

Los joyeros de Madrid piden cambiar la ley de enjuiciamiento

El gremio de los joyeros de Madrid ha pedido este jueves, en su reunión con los responsables policiales y la delegada del Gobierno, una reforma en la Ley de Enjuiciamiento para que los ladrones no estén en la calle hasta el momento en que se celebre el juicio y así evitar la reincidencia en los atracos.

Silvia García | Madrid
| 19.01.2012 15:48

Los joyeros de Madrid han pedido, en su reunión con los responsables policiales y la delegada del Gobierno, cambios legislativos para atajar la reincidencia en los atracos y poder exigir responsabilidades a las empresas de seguridad, que "en un 95% de las alarmas el año pasado no avisaron a las fuerzas de seguridad". 

En su primer encuentro con el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, el jefe superior de Policía de Madrid, Alfonso José Fernández, y la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, el gremio ha logrado el compromiso de que se creará "un grupo de trabajo para diseñar un paquete de medidas" para mejorar su seguridad. 

Para los joyeros, "reformar el Código Penal agravando penas para la reincidencia no tiene ninguna utilidad si no va precedido por un cambio en la Ley de Enjuiciamiento Criminal" para que, desde la comisión del delito hasta la celebración del juicio, el delincuente "no quede en libertad provisional y pueda cometer nuevos delitos", según el secretario general del Gremio de Joyeros, Plateros y Relojeros de Madrid, Armando Rodríguez. Además, hay que cambiar la normativa de seguridad privada, que "ha sido modificada recientemente a través de órdenes ministeriales, pero la ley y el reglamento siguen en vigor y son ya antiguos", según Rodríguez. 

Es necesaria una "adaptación para optimizar los recursos de cámaras, sistemas de seguridad y materiales para que sean mucho más eficaces", además de "organizar normativamente quién tiene que cumplir, en qué condiciones, con qué proyectos de seguridad, con qué materiales y certificaciones". 

También hay que regular "la forma" en que las empresas prestan el servicio, "la eficacia y la responsabilidad derivada de la no prestación adecuada de un servicio de recepción de alarma o de vigilancia a un establecimiento que tantos fallos han producido". 

"En un 95% de los avisos enviados a centrales receptoras de alarma desde establecimientos de joyería, en ninguno de ellos se ha avisado a las fuerzas de seguridad del Estado" durante el año pasado en Madrid, ha apuntado Rodríguez. 

Para el nuevo jefe de Policía de Madrid, Alfonso José Fernández, este jueves se han acordado "compromisos importantes", como "revisar primero todas las medidas que desde el campo policial pueden aplicarse tanto desde punto de vista de prevención como desde la investigación, y desde el tratamiento administrativo de la seguridad privada". 

Sobre los alunizajes y butrones, Fernández ha dicho que "la policía llega hasta donde llega" y ha aprovechado para "concienciar a los vecinos de estos establecimientos a colaborar con la Policía para que "cuanto antes lleguen al lugar del delito". 

Preguntado si se reforzarán las plantillas, Fernández ha señalado "agregar o quitar policías viene determinado por otros órganos administrativos". Lo que sí existe es "el compromiso de optimizarlas al máximo tanto en presencia como en ayuda, en colaboración y en atención, no sólo de los locales propios de joyería sino también a los locales inmediatos a joyerías", según Fernández. 

"Es probable que, aprovechando que los joyeros han puesto esta lanza, se revise todo el sector de adopción de las medidas seguridad", lo que beneficiará a los establecimientos de los demás sectores, ha dicho Fernández. Por su parte, Ignacio Cosidó ha manifestado "su intención de reforzar la presencia policial y la acción preventiva de todos los policías nacionales dedicados a la seguridad ciudadana en las distintas plantillas", señala una nota el Ministerio del Interior.

Publicidad