EN BURGOS

EN BURGOS

Investigado por amputar las orejas de un cachorro de perro de forma "casera"

El hombre, de 81 años, es investigado como presunto autor de un delito de maltrato animal. La existencia de un cachorro con las orejas amputadas se difundió por las redes sociales lo que sirvió al Seprona de Burgos para localizar al hombre, que se encontraba con otros dos canes, también con lesiones.

Cachorro con las orejas amputadas
Cachorro con las orejas amputadas | Guardia Civil

El Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, ha identificado, localizado e investigado a un hombre de 81 años, cuya identidad responde a las iniciales D.D.E, como presunto autor de un delito de maltrato animal al haber amputado las orejas de un cachorro de perro de forma "casera" y sospechoso de haber cometido otros hechos similares.

El Seprona de Burgos, que ha contado con la colaboración de la Policía Local de la ciudad, tenía conocimiento días atrás por difusión en redes sociales de la existencia de un cachorro de perro que había sido visto en un barrio de la capital, con las orejas amputadas, cuya cirugía no parecía haber sido practicada por un profesional veterinario.

Gracias a la información facilitada por las asociaciones Proambur y Protectora de Animales y Plantas, tras las primeras gestiones practicadas, se consiguió localizar al animal en esta última entidad. El cachorro, de unos dos meses, tenía ambos pabellones auditivos amputados desde su base, presentando cortes asimétricos, han informado fuentes de la Benemérita. Las primeras impresiones hacían pensar en que la operación había sido "casera" y no obra de un veterinario cualificado.

Otras irregularidades

Así, las pesquisas practicadas en estrecha colaboración por ambos cuerpos policiales permitieron la identificación y localización del presunto autor cuando se encontraba en compañía de otros dos canes, uno de los cuales carecía del obligatorio microchip y tenía el rabo amputado y el segundo presentaba lesiones en las orejas por la opresión que ejercían unas gomas que llevaba puestas hacía tres días.

Fue citado en dependencias oficiales, en calidad de investigado, como presunto autor de un delito de maltrato animal, si bien la investigación sigue abierta al sospecharse podría haber incurrido en otras ocasiones en este y otro tipo de mutilaciones y maltratos. El perro sin orejas se encuentra en la Protectora de Animales y Plantas de la ciudad, en espera de un posible adoptante.

Por parte del Seprona se ha solicitado al Juzgado de Instrucción número 3 de Burgos, donde serán entregadas las diligencias, medidas cautelares que impidan a esta persona la tenencia de animales de compañía.

Agencias | Madrid | 26/07/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.