Rescate

La Guardia Civil salva la vida un niño de 6 años a punto de ahogarse con una chuchería en Huelva

Se atragantó con una chuche. Los agentes vieron a la madre por las cámaras de seguridad correr hacia el puesto desesperada. Lo llevaron al interior y consiguieron reanimarle.

Publicidad

Agentes de la Guardia Civil han salvado la vida a un niño de seis años que ha estado a punto de morir en Huelva. El menor se estaba ahogando después de haberse comido una golosina. Presentaba síntomas de asfixia, estaba en estado semiinconsciente y emanaba de su boca gran mucosidad.

Los agentes de la Comandancia de la Guardia Civil se percataron de lo que ocurría a través de las cámaras de vigilancia. Vieron cómo una mujer corría descalza con un niño por la calle en sus brazos. La señora estaba solicitando auxilio, según ha informado el Instituto Armado en un comunicado.

Fue en ese momento en el que los agentes acudieron en su ayuda y, gracias a su gran velocidad, consiguieron salvar al menor. Tuvieron ayuda de un tercer, que pertenece al Subsector de Tráfico y que se encontraba fuera de servicio en las inmediaciones. Consiguieron quitar las posibles obstrucciones de las vías respiratorias que el menor pudiese tener.

Los agentes de la Guardia Civil, para conseguir salvar la vida del menor, practicaron la maniobra de Heimlich, mientras ponían en conocimiento de la central de emergencias COS 062 los hechos ocurridos. De esta manera, consiguieron activar la asistencia sanitaria. Finalmente, después de unos minutos, los agentes de la Guardia Civil consiguieron que el niño se librase de la obstrucción de sus vías respiratorias.

A partir de ese momento, el menor comenzó a respirar gradualmente. La madre contó a los agentes que se encontraba en el domicilio cuando el niño se comió la golosina, la causa de su ahogamiento. Como esta se encontraba sola, al ver que el menor no podía respirar, salió a la calle para pedir auxilio, hasta que se encontró con los agentes que salvaron al niño.

Cuando los servicios sanitarios llegaron, explicaron que la rápida intervención de los agentes de la Guardia Civil salvó la vida del niño. Más tarde, fue trasladado al Hospital Juan Ramón Jiménez para que le realizasen un examen más exhaustivo.

Publicidad