MURIÓ DE CÁNCER

Una familia vela el cadáver de su hijo de 7 años durante 20 horas en su casa al no poder pagar los costes del tanatorio

La familia decidió trasladar al pequeño desde el hospital a su vivienda para que muriese allí. Sin embargo, cuando la funeraria acudió para trasladar su cuerpo, los padres vieron que no tenían suficiente dinero para abonar los gastos. Tras 20 horas velando su cuerpo en el hogar familiar, el Ayuntamiento de Fuenlabrada, una fundación y la propia funeraria asumieron los costes.

Tanatorio Fuenlabrada

Publicidad

Una familia con escasos recursos económicos se ha visto obligada a velar durante 20 horas en su propio domicilio de Fuenlabrada el cadáver de su hijo de 7 años que falleció a consecuencia de un cáncer.

La familia decidió trasladar al pequeño desde el hospital donde estaba siendo tratado a su vivienda en Fuenlabrada para que muriese allí. El óbito se produjo el miércoles y, cuando la funeraria acudió para trasladar el cuerpo del menor al tanatorio, los padres vieron que no tenían suficiente dinero para abonar los gastos.

La consecuencia es que la familia y los vecinos han estado velando el cuerpo del niño en la casa familiar durante 20 horas, cuatro horas menos de lo que fija la ley como tiempo máximo para velar a un difunto en domicilios particulares.

Traslado

Finalmente, en torno a las 14 horas de este jueves, se ha producido el traslado del cadáver del pequeño al tanatorio, tras asumir los costes el Ayuntamiento de Fuenlabrada, una fundación y la propia funeraria.

Fuentes municipales han precisado que han asumido los gastos para "dar solución al descanso de la familia". Las mismas fuentes han precisado que "lamentablemente el Ayuntamiento no ha tenido información antes para haber dado solución a este caso antes".

Una familia con escasos recursos económicos se ha visto obligada a velar durante 20 horas en su propio domicilio de Fuenlabrada el cadáver de su hijo de 7 años que falleció a consecuencia de un cáncer.

La familia decidió trasladar al pequeño desde el hospital donde estaba siendo tratado a su vivienda en Fuenlabrada para que muriese allí. El óbito se produjo el miércoles y, cuando la funeraria acudió para trasladar el cuerpo del menor al tanatorio, los padres vieron que no tenían suficiente dinero para abonar los gastos.

La consecuencia es que la familia y los vecinos han estado velando el cuerpo del niño en la casa familiar durante 20 horas, cuatro horas menos de lo que fija la ley como tiempo máximo para velar a un difunto en domicilios particulares.

Traslado

Finalmente, en torno a las 14 horas de este jueves, se ha producido el traslado del cadáver del pequeño al tanatorio, tras asumir los costes el Ayuntamiento de Fuenlabrada, una fundación y la propia funeraria.

Fuentes municipales han precisado que han asumido los gastos para "dar solución al descanso de la familia". Las mismas fuentes han precisado que "lamentablemente el Ayuntamiento no ha tenido información antes para haber dado solución a este caso antes".

Publicidad