#ASÍLOVIVIMOS

#ASÍLOVIVIMOS

Dos años de la desaparición y asesinato de Diana Quer

Se cumplen dos años de la desaparición y asesinato de Diana Quer, la joven madrileña de 18 años que desapareció tras asistir a las fiestas de la localidad donde veraneaba, A Pobra do Caramiñal. Pasaron 496 días hasta que José Enrique Abuín Gey, más conocido como "El Chicle", llevó a la Guardia Civil al pozo donde ocultó el cuerpo.

A la joven Diana Quer se le perdía la pista cuando volvía a su casa en A Pobra do Caramiñal tras ir a las fiestas del pueblo. Su madre, Diana López-Pinel, hablaba con ella en torno a la una de la madrugada para preguntarle si iba a buscarla. Diana le contestó que no hacía falta y que regresaría en un rato, pero por la mañana no había rastro de ella en su habitación. Un día más tarde, el 23 de agosto de 2016, comenzaba la angustiosa búsqueda que duraría un año, cuatro meses y nueve días.

Pasaron meses hasta que el 27 de octubre de ese mismo año una mariscadora encontraba el teléfono móvil de Diana, en una zona muy próxima al puerto de Taragoña (Rianxo). El 17 de abril de 2017 el juez archivaba el caso y levantaba el secreto de sumario. La policía continuó realizando registros, aunque sin éxito.

El pasado 29 de diciembre, después de casi 500 días, la Guardia Civil detenía en la localidad gallega de Boiro (A Coruña), por un intento de secuestro y agresión sexual, a un hombre que figuraba en la lista de sospechosos de la desaparición de Diana, y a su esposa. Dos días más tarde, tras la declaración ante los investigadores del principal acusado, José Enrique Abuín, localizaban el cuerpo de Diana en una nave industrial situada en la parroquia de Asados, donde viven los padres de "El Chicle" y a unos cuatro kilómetros de su domicilio en Rianxo (A Coruña).

El padre de Diana Quer pide que su "legado" sirva para evitar nuevas víctimas

El caso de Diana Quer ha abierto el debate en torno a la prisión permanente revisable, cuya derogación, exigida por muchos grupos, ha quedado "congelada" en el Congreso.

En una misiva, el padre de Diana pide que la muerte de su hija no quede en una página de sucesos, sino que contribuya "a dar un paso adelante para crear una sociedad más justa y segura". Eso pasa, a su juicio, por mantener vigente la prisión permanente revisable.

"Mi hija Diana dijo no y pagó con su vida la defensa de su integridad como mujer. Que su legado contribuya a evitar nuevas víctimas inocentes. Ese sería su deseo", reclama el padre de la joven de 18 años.

Juan Carlos Quer lidera junto a otros padres de víctimas como Juan José Cortés, padre de Mari Luz, la niña que murió asesinada en Huelva en enero de 2008, una campaña en la plataforma Change.org en contra de la derogación de esta medida, que por el momento acumula más de 2,7 millones de firmas.

Antena3.com | Madrid | 22/08/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.