Publicidad

Asesinato Laia

La defensa del acusado de matar pequeña Laia en Vilanova i la Geltrú alega que "no vivía en el mundo real"

5 hombres y 4 mujeres formarán el juzgado popular que este lunes l juicio contra el presunto autor de la agresión sexual y el asesinato de la pequeña Laia en 2018 en Vilanova i la Geltrú (Bracelona). Fiscalía pide 10 años por el delito sexual y prisión permanente revisable por el asesinato.

Este lunes ha comenzado el juicio por la agresión sexual y el asesinato de la pequeña Laia en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) en junio de 2018. El acusado se enfrenta a una petición por parte de la Fiscalía de 10 años de cárcel por agresión sexual y de prisión permanente revisable por el asesinato de la niña. Además se solicita una indemnización de 450.000 euros en total para los familiares de la víctima.

La defensa del acusado ha alegado que su cliente estaba "desestabilizado" y "no vivía en el mundo real": "Acabó con la vida de Laia sin saberlo ni quererlo".

La defensa asegura que consumía alcohol y cocaína de forma "crónica", lo que le provocaba "alteraciones" en su capacidad de discernir la realidad, un estado mental que se había agravado por la inminente muerte de su madre y la mala relación con su padre, que lo habría amenazado con expulsarlo de casa.

"No era consciente de lo que ocurría a su alrededor, ni de sus actos. En ese estado, acabó con la vida de Laia", ha señalado la letrada, quien ha aseverado que el día del crimen el acusado, "totalmente hundido", volvió al domicilio de sus padres apurado porque necesitaba ir al baño.

Un jurado popular formado por 5 hombres y 4 mujeres juzgarán al presunto autor de los terribles acontecimientos, un hombre de 45 años con antecedentes por violencia doméstica durante su proceso de divorcio que aseguró en un primer momento no recordar haber cometido el crimen ya que se encontraba bajo los efectos del alcohol y las drogas.

La pequeña estaba la tarde de su muerte en casa de sus abuelos, alrededor de las 19:00 horas bajó sola las escaleras del edificio porque en la calle la esperaba su padre. Supuestamente el detenido la introdujo en su domicilio y la asfixió con un collar canino. Además le propinó varias puñaladas con un cuchillo de cocina, según detalla la Fiscalía en su escrito de acusación.

Su cadáver fue encontrado semidesnudo debajo de un colchón en el domicilio del acusado, que vivía en el mismo edificio que los abuelos de la menor, tres horas después de su desaparición, cuando los tíos de la víctima entraron por la fuerza en la casa del hombre tras notar una conducta extraña.

El juicio comienza con la declaración de los testigos y está previsto que el acusado declare el próximo 20 de abril.

Publicidad