Publicidad

15-M

Las 7 claves del 15 M para entender el movimiento una década después

El movimiento del 15-M del 2011 transformó radicalmente el escenario político del Estado español tras varias manifestaciones en todo el terriotorio nacional. Estas son las claves para entender el movimiento 10 años después.

El movimiento del 15-M surgió en muchas calles de la geografía española en el año 2011. En la Puerta del Sol de Madrid tuvo lugar una numerosa concentración de miles de personas que terminaría transformando la política española para siempre.

Hoy se cumplen 10 años de lo ocurrido y el panorama en España ha sufrido grandes cambios: el auge del independentismo catalán, el ascenso del feminismo, nuevos partidos políticos, el ecologismo... Estas son las 7 claves para entender el movimiento del 15-M una década después.

Unir varias demandas

El 15-M consiguió que en las asambleas se hablara de diferentes temas y se comenzara a luchar contra la corrupción. Se empezó a abordar la educación, sanidad, políticas sociales, vivienda, participación política… También comenzaron a defenderse distintos servicios públicos amenazados por los recortes. 7

Uno de los eslóganes del movimiento fue "No somos mercancía en manos de políticos y banqueros". Se empezaron a tratar las verdaderas preocupaciones de la generación más castigada por la crisis financiera.

Acabar con el bipartidismo PSOE-PP

En junio de 2011, más del 80% de la población española apoyaba al 15-M. Hasta ese año los grandes movimientos sociales habían estado alineados con los dos principales partidos, PSOE y PP.

Nació un movimiento masivo que atacaba por igual a ambos partidos que criticaba las políticas de recortes y privatizaciones promovidas por la UE. Unió a la población en un descontento generalizado con el sistema político español.

Renovar las formas de movilización

El 15-M no solo sucedió en Madrid, tuvo lugar en muchas ciudades españolas y las asambleas y acampadas se extendieron por todo el país. Miles de personas participaban en manifestaciones no comunicadas y cortaban carreteras.

Muchas personas se atrevieron a parar desahucios poniendo sus cuerpos entre la policía y las personas a quienes querían echar de sus casas. Algo que se ha llegado a normalizar en los últimos años y que varios partidos políticos lo han apoyado.

El cambio de los partidos tradicionales

El 15-M descubrió que los partidos tradicionales seguián anclados en pensamientos y políticas antiguas que no concordaban con la oponión social del momento.

En 2014 nacía Podemos, que hizo saltar por los aires la estructura de partidos surgida de la Transición, después surgió Ciudadanos. El bipartidismo había desaparecido y varios partidos políticos catalanes comenzaron a crecer en sus respectivos territorios durante esos años.

Dar protagonismo a la gente

El movimiento 15-M transformó rápida y profundamente la cultura política española, y la política comenzó a interesar a la gente y haciéndoles ver que tenían el poder de influir en las decisiones políticas.

Uno de los principales motores de las movilizaciones sociales es la esperanza, la sensación de que se puede conseguir el futuro que se quiere y por el que tanto se trabaja. Este movimeinto consiguió expandir los límites de lo que se consideraba posible de una forma que no lo había hecho ningún movimiento social en décadas.

Conseguir llegar a todos los lugares posibles

Tras el 15-M se celebraron asambleas multitudinarias y manifestaciones en cientos de ciudades y pueblos. Los emigrantes españoles tuvieron un papel importante tras ser expulsados del país por la crisis económicas.

Sin embargo, también se extendió por el mundo, llegaron también las protestas estudiantiles en Reino Unido y movilizaciones en Grecia con la llegada al poder de Syriza.

La erda dorada de las redes sociales

Hasta ese momento las redes sociales no habían tenido tanta importancia a nivel político y social. Sin embargo, por primera vez surgieron como un nuveo medio de comunicación mucho más accesible para los jóvenes.

Twitter, y Facebook se convirtieron en las nuevas redes sociales del momento. Las redes comenzaron a llenarse de gente harta y que difundía injusticias sociales. Conectaron a activistas de diversos lugares y también para transmitir un relato propio sobre las protestas.

10 años después del 15-M, ¿crees que queda algo del movimiento en la política y sociedad de hoy? Vota en la encuesta de Antena 3 Noticias.

Publicidad