Salud

Diversos estudios lo corroboran: no es necesario andar 10.000 pasos para llevar una vida saludable

Las últimas investigaciones apuntan que antes de dar los 8.000 pasos ya existen beneficios y, de hecho, señalan que más allá de esta cifra la mejoría se estanca.

Diversos estudios lo corroboran: no es necesario andar 10.000 pasos para llevar una vida saludable

Publicidad

El ejercicio físico y la vida saludable van de la mano. Y escuchar que caminar 10.000 pasos al día es beneficioso para ello, también. Sin embargo, nuevas investigaciones apuntan que no es necesario esto último para conseguir el objetivo principal y sitúan entre 7.000 y 8.000 los pasos suficientes para mantener la salud en buen estado.

De hecho, afirman que, de pasarse, los beneficios se estancan. Lo cierto es que hasta ahora, la famosa cifra de los 10.000 pasos, carecían de base científica. Entonces, ¿por qué en la cabeza de muchos este era el número clave? Por la publicidad. Fue un anuncio de los años 60 el que marcaron el inicio de esta mítica afirmación.

Tres estudios, un mismo resultado

Ahora, un primer estudio publicado en septiembre en la revista 'JAMA Network Open', desmiente lo que llevamos escuchando más de medio siglo. Un grupo de investigadores hicieron un seguimiento a 2.110 personas durante 10 años y fijándose en diferentes podómetros, observaron que los que caminaban entre 7.000 y 9.999 tenía entre un 50% y un 70% menos de tasa de mortalidad. Y cuanto más cerca de los 9.999 pasos estaban los participantes, más se reducía esta tasa. Sorprendentemente, una vez superados los10.000, los beneficios ya no eran tan visibles.

'Mayo Clinic Proceedings' también ha estudiado este fenómeno. En verano, se propusieron calcular cuantas horas de ejercicio son necesarias para mejorar la salud y la esperanza de vida. Sus resultados fueron claros: aquellos que hacían entre 2,6 y 4,5 horas a la semana de deporte, tenían un 40% menos de tasa de mortalidad. Así estimaron que, si esas 2,6 horas se repartían entre cinco días a la semana y se sumaban las tareas cotidianas, estas personas caminarían entre 7.000 y 8.000 pasos. Los que realizaban las 4,5 horas de ejercicio semanales, rondarían los 10.000 pasos diarios.

Antes de estos dos estudios, la Escuela de Salud Pública de Oxford estudió este mismo aspecto pero sobre las mujeres de edad avanzada. Hicieron un seguimiento a 15.000 mujeres de unos 72 años durante cuatro años seguidos. En 2019 podían afirmar que las que caminaban más de 4.400 pasos de media tenían menos probabilidades de morir y a medida que aumentaban el número de pasos, también se reducía el riesgo de mortalidad. Sin embargo, observaron que a partir de los 7.500 pasos los beneficios se estancaban. Mismos resultados para diferentes estudios que ahora. ya con base científica de por medio, aconsejan una nueva cifra para conseguir el objetivo de llevar una vida más saludable: andar unos 8.000 pasos diarios de media.

Publicidad