23.999833

Publicidad

Abusos sexuales a menores

Los fiscales del caso Epstein estarían "encantados" de escuchar la declaración del príncipe Andrés

La detención de Ghislaine Maxwell en Estados Unidos reabre la investigación sobre la trama de abusos sexuales a menores protagonizada por el fallecido magnate Jeffrey Epstein. Y vuelve los ojos otra vez sobre la relación con ese grupo del príncipe Andrés.

Las autoridades de Estados Unidos detuvieron e imputaron a la "socialite" británica Ghislaine Maxwell por "ayudar" al fallecido magnate Jeffrey Epstein a "explotar y abusar sexualmente de múltiples" niñas entre 1994 y 1997, en un caso que describieron como la "precuela" de los delitos atribuidos al financiero hace un año. Maxwell, de 58 años, socia, amiga cercana y expareja de Epstein, fue detenida en el estado de New Hampshire y comparecerá allí ante un juez después de que un gran jurado le imputara seis cargos, cuatro relacionados con su "papel" en la presunta trama de abusos sexuales a menores en torno al magnate, y dos de falso testimonio a la Justicia.

Búsqueda por cuatro estados

Así lo anunció la fiscal en funciones del Distrito de Nueva York, Audrey Strauss, cuya oficina acusó a Epstein en julio de 2019 de crear una red de tráfico sexual de menores entre 2002 y 2005 y abusar de decenas de ellas en sus mansiones de la Gran Manzana y Florida, caso penal que debió cerrarse debido a su suicidio en la prisión donde esperaba el juicio.

La acusada estaba en paradero desconocido pero agentes de cuatro estados siguieron su pista y la localizaron "escondida en una preciosa propiedad en New Hampshire, donde seguía llevando una vida privilegiada mientras sus víctimas miraban el trauma infligido sobre ellas", agregó el jefe del FBI, William Sweeney, quien alabó la valentía de esas mujeres. Una de ellas, la neoyorquina Jennifer Araoz, que ha denunciado públicamente abusos de Epstein cuando era menor, dijo en una nota recogida por medios locales que respira "con alivio porque el arresto de Maxwell significa algo de justicia para las supervivientes", y aseguró que la heredera británica "era el centro" de la red de tráfico sexual.

Por otra parte, la fiscal dijo que "las puertas siguen abiertas" y que estarían encantados de "escuchar las declaraciones" del príncipe Andrés, una de las figuras de la alta sociedad que Maxwell supuestamente presentó a Epstein y que se retiró de sus funciones públicas el año pasado tras una polémica entrevista sobre su relación con el magnate

Publicidad