Publicidad

ASÍ ES EL AVIÓN DE MALAYSIAN AIRLINES

El Boeing 777-200, un aparato diseñado para viajes transoceánicos

Muchas incógnitas rodean la desaparición del Boeing de Malaysina Airlines con 239 personas a bordo. Las autoridades trabajan con unas coordenadas, según las cuales el aparato pudo estrellarse a unos 300 kilómetros de la isla vietnamita de Tho Chu, donde han sido avistas piezas que pueden ser del avión. De momento, la única pista son dos manchas de aceite en esta área. Quedan otros interrogantes sobre el siniestro, como si puede existir un vinculo terrorista o cómo dos pasajeros pudieron embarcar con pasaportes falsos.

Alfredo Boto | Madrid (España)
| 09.03.2014 18:03

Casi dos días después de su desaparición, el misterio sigue reinando sobre lo ocurrido con el vuelo MH370 de Malaysian Airlines. El  Boeing 777-200 desaparecido es el avión comercial de mayor alcance que existe en el mundo y posee el récord de la mayor distancia recorrida sin escalas. Un modelo, especialista en viajes transoceánicos, que empezó a volar en 1995.

"Es un avión muy seguro. Lleva en funcionamiento muchísimos años. Ha tenido los mismos problemas que han podido tener otros", explica Agustín Guzmán, piloto y miembro del Departamento Técnico del SEPLA.

En este caso, además de un accidente, las autoridades malasias barajan la posibilida de un ataque terrorista, pero este tipo de aviones están preparados para afrontar esta clase de situaciones.

"En caso de que se tratase de un intento de secuestro, tenemos la cabina bloqueada, tendríamos una serie de procedimientos que llevaríamos a cabo, y todo eso nos protegería en el caso en el que alguien intentase tomar los mandos del avión", asegura Agustín Guzmán.

La Interpol sí ha podido confirmar la existencia de varios pasaportes falsos. Un hecho que extraña a los profesionales después del refuerzo de las medidas de seguridad tras los atentados del 11-S.

"Todos notamos cuándo vamos a un aeropuerto cómo se han incrementado las medidas de seguridad. Incluso en lo que no vemos, que es casi más importante que en lo que vemos. Por eso esta situación, que un avión desaparezca, extraña tanto", asegura Guzmán.

La clave y todas las respuestas están ahora en las cajas negras, pero de encontrarse bajo el agua la búsqueda puede prolongarse en el tiempo. Las del vuelo de Air France siniestrado en 2009 y caído en mitad del Océano Atlántico, tardaron dos años en ser encontradas.

 

Publicidad