Vista Oral

Pedro Luis Nieva reitera ser inocente en el asesinato del concejal Javier Ardines

El principal acusado ha declarado que conoció "por casualidad" el idilio del edil con su mujer y que a partir de ahí la relación fue deteriorándose, pero que no es ni "celoso ni controlador" como se le ha tildado

Pedro Luis Nieva reitera ser inocente en el asesinato del concejal Javier Ardines

Publicidad

Continúa en la Audiencia Provincial de Oviedo el juicio por el asesinato del concejal de IU en Llanes (Asturias) Francisco Javier Ardines. Una muerte por la que están acusados cuatro hombres, los cuales se enfrentan a 25 años de prisión. El principal acusado, Pedro Luis Nieva, ha reiterado en esta segunda jornada de vista oral que es inocente.

"No culpo a Ardines de lo sucedido, llevábamos 24 años casados y la relación se va deteriorando", ha apuntado Nieva que ha asegurado que nunca amenazó a la víctima "ni nada de eso".

Lo ha hecho en la segunda jornada del juicio por la muerte del edil en la que también ha prestado declaración otro de los acusados, Jesús Muguruza, que también ha negado cualquier relación con el asesinato del edil.

“No conozco a Ardines y no sé nada de eso”, ha insistido Muguruza

“No conozco a Ardines y no sé nada de eso”, ha apuntado éste, que sí ha denunciado cómo le “pusieron la metralleta en la cabeza a mi hijo porque no se despertaba y mi mujer se puso en medio" el día que fue detenido por la Guardia Civil.

Durante más de una hora Nieva ha ido respondiendo a las preguntas, primero del abogado de la acusación particular y después al de su defensa, para tratar de desmontar todas y cada una de las acusaciones que le atribuye la fiscalía. Así, hasta en más de una decena de ocasiones ha negado conocer a los supuestos sicarios, D. Benatia y M. Kelii, a los que ha manifestado "no haber visto en la vida".

Mientras que el también acusado por supuestamente ponerle en contacto con los sicarios, Jesús Muguruza, ha indicado mantener con él una "relación de cierta amistad" derivada de cuestiones profesionales, ya que trabajaba para el en ocasiones.

Nieva, "decepcionado" con su mujer

El procesado ha relatado como se enteró "por casualidad" de que su mujer mantenía un idilio con el edil asesinado. Fue en una comida de diciembre de 2017 cuando "estaba enredando con el móvil y me fui al baño. Al volver del baño seguí. Comimos tranquilamente y por la noche intentando ver cómo hacía me di cuenta de que había grabado", ha relatado el acusado que ha indicado que, si bien al principio no entendía nada luego, tras escuchar el audio varias veces se dio cuenta de que su mujer y Ardines tenían una relación.

A partir de ahí ha indicado que se sintió "decepcionado" con su mujer y su relación se fue deteriorando hasta el punto de que decidieron divorciarse. Además, ha negado tener cualquier tipo de duda sobre la paternidad de sus hijos y ha reiterado no ser “ni celoso ni controlador”, tal y como, ha apuntado, “se me está poniendo”.

Publicidad