Publicidad

Amazon

Amazon admite que sus repartidores orinan en botellas de plástico durante su jornada de trabajo

Amazon ha pedido disculpas y se ha comprometido a trabajar para solucionar este problema con el que se encuentran sus conductores durante la jornada laboral.

Amazon ha admitido que sus repartidores sí orinan en botellas de plástico mientras están trabajando. Después de un polémico tuit en el que negaban las acusaciones de un congresista estadounidense, la empresa de comercio electrónico se ha disculpado y ha anunciado que buscará soluciones.

La compañía se encuentra inmersa en un proceso para evitar que sus trabajadores formen un sindicato, un hecho que, de producirse, supondría la primera organización sindical de los trabajadores de la empresa para reclamar más derechos. En este contexto, el congresista demócrata Mark Pocan puso un tuit en el que reprochaba a Amazon que se definiera como un "lugar de trabajo progresista", mientras se vulneran algunos de los derechos de sus empleados.

"Pagar a los trabajadores 15 dólares por hora no te convierte en un 'lugar de trabajo progresista' cuando revientas los sindicatos y haces que los trabajadores orinen en botellas de agua", escribió el congresista su cuenta de Twitter. Unas palabras que no pasaron desapercibidas para 'Amazon News', una cuenta oficial de la compañía, que respondió de manera contundente: "No creerás realmente lo de orinar en botellas, ¿verdad? Si eso fuera cierto, nadie trabajaría con nosotros".

Después de este cruce de declaraciones, y tras los numerosos comentarios que ha suscitado la conversación, ahora Amazon ha admitido que la denuncia del Pocan era cierta. Sus repartidores tiene que orinar en botellas.

Por este motivo, la compañía ha emitido un comunicado de disculpa. En primer lugar, admiten que el tuit con el que respondieron a Pocan fue "incorrecto" y lo definen como "un gol en propia puerta".

También han explicado que contaron con que en los centros logísticos de Amazon sí que hay servicios a disposición de los trabajadores, pero que no contaron con la situación que viven los repartidores y conductores de la compañía. Además, se han comprometido a mejorar porque entienden que "los conductores pueden tener problemas para encontrar baños debido al tráfico o, a veces, a las rutas rurales, y este ha sido especialmente el caso durante Covid, cuando se han cerrado muchos baños públicos".

Aún así, cierran el comunicado diciendo que este problema no es exclusivo del gigante del comercio electrónico y que afecta a toda la industria. Además, acompañan el texto con enlaces de noticias y tuits de personas que cuentan sus experiencias.

Publicidad