Genie Bouchard ha desafiado a Wimbledon con un traje negro ajustado que contradice las reglas del atuendo establecidas por el torneo londinense.

Uno de los torneos más prestigiosos del mundo, Wimbledon, castiga con 20.000 dólares como máximo por un atuendo inaceptable. La tenista se ha lamentado en redes sociales, ya que el torneo solo permite vestir de riguroso blanco; el blanco roto o el crema no sirven.

En 2015 Bouchard recibió una advertencia del torneo por dejar ver parte de su lencería, concretamente una tira de su sujetador negro. Al año siguiente la controversia giraba en torno a un vestido que dejaba ver 'demasiado'.

A Serena Williams le adaptaron un modelo que otras tenistas directamente se negaron a usar. Bouchard defendió su atuendo: "Me encanta, es agradable y corto. Puedes moverte libremente".

La canadiense nunca ha tenido problemas en mostrar su cuerpo. Siempre es foco de los paparazzi cuando se pone en bikini. El año pasado no dudó en posar para la revista 'Sports Illustrated'.

También te puede interesar...

El 'mono' ilegal con el que Genie Bouchard no podrá jugar en Wimbledon

Rafa Nadal ya se prepara para Wimbledon: "Es el torneo al que llegas con menos preparación"

Serena Williams se reivindica tras la polémica prohibición de su traje postparto: "Se trata de un tema médico"