David Ortiz estaba en la terraza de un bar en la capital de República Dominicana cuando dos personas en una moto le asaltaron por detrás.

"Le dieron un tiro por la espalda y le salió por la barriga", reconoce un testigo. Una multitud detuvo al autor del disparo cuando se daba a la fuga y le dieron una brutal paliza.

Rápidamente se trasladó a Ortiz a un hospital, donde recibió cirugía de urgencia. Mientras, en una de las salas de espera del mismo hospital, su esposa y su supuesta amante protagonizaban una pelea, que ha generado multitud de rumores sobre los motivos del ataque.

El propio jugador ya avisaba hace tres años de la inseguridad en República Dominicana. Esta madrugada ha sido trasladado a un hospital de Boston, lugar donde vive y es un completo ídolo, para seguir con el tratamiento.