Ana Carrasco, Tatiana Calderón, Marta García y Sara García son cuatro mujeres que se han hecho un nombre propio en el motor.

Han tenido que llevar a cabo un duro entrenamiento para competir al mismo nivel que ellos. "La preparación tiene que ser mayor que la de los hombres", dice Marta García, incluso "multiplicada" como reconoce Sara García.

¿El motivo? Contar con un 30% menos de grasa muscular que un hombre. Algo que a Tatiana, que compite en Fórmula 2 con una parrilla llena de pilotos, le ha dejado alguna que otra anécdota.

"Desde que supe que iba a conducir en la Fórmula 1, mi cuello creció 9 centímetros de diámetro", reconoce. Aunque todas ellas coinciden en algo: la fuerza no lo es todo.

También te puede interesar...

Tatiana Calderón, a por su sueño de llegar a la Fórmula 1: "Animo a las niñas a ser diferentes"

Ana Carrasco, subida a un moto desde los cuatro años: "Mis padres me dicen que soy la mejor"