Estación de Formigal

Publicidad

Estación de esquí

Las mejores estaciones de esquí de España en 2020

Sierra Nevada, Baqueira-Beret, Cerler, Formigal-Panticosa, La Molina, La Masella... España cuenta con estaciones de esquí de primer nivel para disfrutar de la nieve en invierno. Repasamos las mejores estaciones de esquí de España en 2020.

Llegó el invierno y con él el tiempo para disfrutar del esquí y de la nieve. España cuenta con varias estaciones de esquí para todos los amantes del deporte blanco, que desde diciembre hasta primavera abren sus instalaciones para todos los que quieren disfrutar de sus kilómetros esquiables y su aprés ski.

Los Pirineos y Sierra Nevada albergan las mejores estaciones de esquí de España, con cientos de kilómetros esquiables.

Baqueira-Beret

Ubicaba en el Valle de Arán, en pleno corazón de los Pirineos orientales, Baqueira-Beret es para muchos la mejor estación de esquí de España. Sus fuera de pista y la calidad de su nieve la hacen un destino privilegiado para todos los amantes del esquí, que además de disfrutar de sus 155 kilómetros de pistas pueden gozar de una amplia oferta gastronómica y de restauración.

Formigal-Panticosa

La estación de Formigal-Panticosa se ha convertido en la estación más moderna y cuenta con 141 kilometros esquiables. La estación cuenta con todo tipo de pistas, en función del nivel de cada esquiador, y cuanta con todo tipo de actividades. Famoso es ya su aprés ski y algunos de sus locales para tomarse una copa a pie de pista.

Sierra Nevada

En plena provincia de Granada, Sierra Nevada es sin discusión la mejor estación de esquí del sur de España. Se trata de la estación con mayor desnivel de España y con 106,8 kilómetros esquiables. Sus establecimientos y bares le dan a Sierra Nevada un interés especial. Además, su ubicación garantiza muchos días de sol, un plus para todos los esquiadores.

Cerler

Se trata de la estación más alta del todo el Pirineo Aragonés y durante dos años ha ganado el premio a la mejor estación de esquí de España en los World Ski Awards. Sus paisajes y sus fuera de pistas la convierten en un estación de ensueño para cualquier esquiador. Cerler cuenta con 79 kilómetros esquiables y alguna pista muy carismática, como la mítica Quebrantahuesos.

Candanchú

Sin salir del Pirineo Oscense nos encontramos con Candanchú, una de las estación con más historia de España. Sus 39,5 kilómetros esquiables ofrecen emociones fuertes a cualquier esquiador. Sus pistas negras son conocidas por cualquier esquiador que se precie: la Zapatilla y Loma Verde son dos joyas cuando las condiciones de la nieve acompañan.

Astún

Junto a la estación de Candanchú, a tan sólo una distancia de dos kilómetros se encuentra Astún. Dispone de 50 kilómetros esquiables y unas instalaciones renovadas y modernas. La Raca es la joya de la Estación, junto a Truchas. Una estación de esquí familiar y acogedora.

San Isidro

En plena provincia de León, San Isidro dispone de 27,5 kilómetros esquiables repartidos en cuatro zonas: Cebolledo, Requejines, y Riopinos y Salencias - La Raya. Los alrededores albergan pueblos y emplazamientos de un gran interés histórico y cultural.

La Molina

En el Pirineo catalán se ubica La Molina, con 67 kilómetros esquiables y con algunos atractivos, como su snowpark o su super half-pipe, el más grande de todos los Pirineos. Una estación de esquí perfecta para disfrutar en familia o con los amigos.

La Masella

Ubicada en la comarca de la Cerdeña, en Girona, La Masella tiene una superficie de 74 kilómetros esquiables. Todos los esquiadores que lo deseen pueden adquirir un abono conjunto, con el que pueden esquiar tanto en La Masella como en La Molina.

Boí Taüll Resort

Ubicada en el Pirineo de Lleida, la estación de esquí de Boí Taüll Resort cuenta con 47 kilómetros esquiables y un atractivo snowpark, el sueño de cualquier practicante del freeski o el snowboard. Tras la jornada de esquí, Boí Taüll Resort puede presumir de una gran oferta de restauración y con un hotel de cuatro estrellas y un complejo residencial.

Publicidad