El canal de televisión estatal iraní IRIB canceló la transmisión del partido de la Bundesliga disputado entre el Bayern Múnich y el Augsburgo porque era arbitrado por una mujer, la árbitra alemana Bibiana Steinhaus, según informaron diversos medios del país islámico.

En Irán no se muestran en televisión imágenes de mujeres ligeramente vestidas, como por ejemplo en pantalones deportivos cortos, a causa de las estrictas reglas islámicas que rigen en el país. También en las películas se censuran las escenas de este tipo.

En el caso del partido de fútbol del viernes, dado que la árbitra Steinhaus aparece constantemente durante el partido, no habría sido posible cortar las escenas y por ello se habría decidido cancelar la transmisión.

Ya en el pasado la televisión iraní no pudo mostrar repetidas veces sorteos o ceremonias de apertura de torneos de fútbol importantes en su totalidad debido a las estrictas normas.

Los aficionados iraníes siempre reaccionan con enfado ante estas medidas, pero los influyentes religiosos no ceden en sus criterios islámicos.