El coche circula a gran velocidad, invade el carril contrario y no respeta los semáforos en rojo. El drama llega cuando arrolla a un ciclista que avanzaba por el carril bici. Eran las cinco de la madrugada y Sebastián Devoto iba al trabajo. Su mujer le había advertido de los peligros de ir en bicicleta al trabajo a esas horas de la noche, pero nadie se imaginaba lo que le iba a ocurrir momentos después.

El conductor, que se encontraba en estado de embriaguez, superaba en cuatro veces el nivel permitido de alcohol. No es la primera vez que comete una infracción al volante, ya que acumula hasta 22 multas de tráfico. Tras atropellar al ciclista se dio a la fuga, pero acabó empotrado contra un coche tan solo unos metros más adelante.

Ya ha sido detenido y su declaración se ha podido ver públicamente en la televisión argentina, pero mientras él declaraba, una persona de su entorno intentaba comprar el silencio de la familia del ciclista atropellado, que se encuentra en coma con daños cerebrales.