El Barcelona cae ante el Kiel

Publicidad

Barcelona

El Barça pierde la oportunidad de hacerse con su décima Champions League tras caer derrotado ante el Kiel

El Barcelona tendrá que esperar para conseguir su décimo entorchado de la Champions League de balonmano. Los culés no pudieron remontar la final ante un Kiel que se mostró superior durante gran parte del choque.

No es un buen día para el Barcelona. Ni en fútbol, ni en balonmano. Los culés vieron cómo se les escapaba entre los dedos la posibilidad de hacerse con su décimo entorchado de la Champions League. El equipo catalán cayó derrotado ante un sorprendente Kiel por cuatro tantos de diferencia (28-33).

El Kiel, campeón alemán, jugaba en su casa. Un factor, que pese a la ausencia de publico no desaprovechó. Ya desde el principio neutralizó el juego azulgrana sin permitirles casi correr al contraataque. Además, lograron imponer desde el inicio sus vertiginosos ataques en superioridad.

El Kiel hizo desde los primeros instantes un ejercicio de solvencia y acierto pleno en el planteamiento del encuentro. Los alemanes, que han conseguido con este triunfo su cuarta Champions League demostraron saber maniatar al Barça.

La solida defensa alemana aguantó entera durante los mejores minutos de los azulgranas. Algo que les valió para ir haciendo cada vez mayor su renta. Hasta que esta se vio estabilizada en torno a los cuatro goles. Una diferencia que ya paso a ser insalvable para un equipo culé que pese a todo iba a intentarlo de principio a fin.

Ni siquiera un Niklas Landin en su mejor versión consiguió parar la hemorragia culé. Los catalanes se desangraban tanto en defensa como en ataque ante un Kiel muy acertado en ambas áreas, que además, se encontraba cómodo siendo capaz de administras las rentas que había adquirido en sus mejores momentos del encuentro.

Así las cosas; el partido llegó a su fin con el marcador de 33-28, a favor de la escuadra germana. Un luminoso que sirve para cortar la racha de un Barcelona que llevaba 15 meses sin conocer la derrota. Además, le da al Kiel su cuarto entorchado como campeón de Europa.

Publicidad